11 junio 2009

Lisboa: Bairro Alto y Estrela

Rua Garret en Bairro Alto (Lisboa)
El Bairro Alto, otrora conocido como Vila Nova dos Andrades, es un barrio que se encuentra junto a los de Carmo y Chiado, elevado con respecto a la Baixa Pombalina y frente al de Alfama. Construido al final del siglo XVI siguiendo un diseño de cuadrícula, de calles laberínticas y ambiente animado, es uno de los barrios más pintorescos y castizos de Lisboa. Es una zona comercial y residencial donde se reconocen diferentes etapas de construcción: antes del terremoto (viviendas más antiguas y restos de la Iglesia do Carmo), neoclásicos (zona da Estrela), decimonónicos (Palacio das Necesidades, Observatorio Facultad de Ciencias), intento de unión en la década de 1930 con el valle de Alcántara (Avenida do Infante Santo). Por su parte, el Chiado es zona de comercios elegantes y antiguos cafés, que desciende hasta la Praça Luis de Camoes en dirección a la Rua do Carmo y la Baixa. Tras el incendio de 1988 se acometieron importantes obras de restauración en el lugar.
Igreja de São Roque (Lisboa)
»» Edificios y espacios de interés en Bairro Alto:
» Igreja de São Roque (Largo Trindade Coelho, Bairro Alto): Una ermita dedicada a San Roque se comenzó a construir en el año 1506, en un espacio por aquel tiempo fuera de la muralla que rodeaba la ciudad, junto a un cementerio donde se sepultaban los enfermos que morían de peste (se considera a San Roque como santo patrono de estos enfermos). Al principio estuvo en manos de la Hermandad de San Roque y posteriormente, a partir de 1553, fue cedida a los jesuitas. La antigua ermita fue poco a poco ampliada y embellecida y aunque los jesuitas dedicaron el altar mayor a los santos de su devoción, como San Francisco Javier, San Francisco de Borja, Luis de Gonzaga y San Ignacio de Loyola, la iglesia mantuvo su denominación inicial. Cuando los jesuitas fueron expulsados de Portugal, la iglesia y sus dependencias fueron entregadas a la Santa Casa da Misericordia de Lisboa. Una capilla mayor al fondo y ocho capillas, dispuestas cuatro a cada lado y cubiertas en dorado, tallas de madera, mármoles y azulejos forman un conjunto interior impactante. El techo, sostenido por vigas de madera prusiana, es el único ejemplo que queda en Lisboa de los impresionantes techos pintados del período manierista.
Destaca la capilla de San Juan Bautista, considerada una obra de arte única de singular origen. Construida en Roma entre 1742 y 1747 por pedido de Joao V, fue armada para que el papa Benedicto XIV celebrara la misa en mayo de 1747. En septiembre fue desmontada totalmente, trasladada a Lisboa en tres barcos y armada nuevamente en su ubicación actual. La utilización de materiales preciosos fue una exigencia de la corte portuguesa: piedras preciosas (lapislázuli, ágata, mármol de Carrara, amatista, jade y otras), oro, plata, mosaicos, bronce, maderas finamente talladas y marfil [Saber más].
Igreja do Carmo (Lisboa)
» Igreja do Carmo (Largo do Carmo): El antiguo Convento del Carmen fue fundado por Nuno Álvarez Pereira en tiempos medievales y destinado a albergar a las religiosas de la orden de las Carmelitas. Contruido entre 1389 y 1423 en estilo gótico, guarda alguna similitud con el Monasterio de Batalha, cuyo diseño data de la misma época. La Igreja do Carmo fue en sus tiempos la más imponente de Lisboa por su arquitectura y decoración. Al igual que gran parte de la ciudad, el terremoto de 1755 destruyó buena parte del convento y casi toda la iglesia. El techo de la nave se desplomó sobre los fieles que estaban en misa, quedando solo los arcos ojivales desnudos que se ven hoy y se perdió totalmente la biblioteca del convento con más de 5000 volúmenes con los incendios que siguieron al terremoto. El convento fue remodelado y eventualmente ocupado como cuartel militar, mientras que la iglesia nunca fue recuperada y en 1864 pasó a manos de la Asociación de Arqueólogos Portugueses, la cual decidió mantenerla así, como un recuerdo siempre presente de la crudeza del terremoto y las penurias de otros tiempos.
En lo que quedó en pie de la iglesia se instaló el pequeño Museo Arqueológico do Carmo, con piezas diversas provenientes de diferentes lugares: sarcófagos, estatuas, mosaicos y cerámicas. Organizado en cinco salas, se exhiben objetos de la eras paleolítica, neolítica, de bronce y de hierro, piezas que van de la época romana a la musulmana, escultura medieval y moderna, paneles de azulejos barrocos, un exótico conjunto de objetos procedentes de América del Sur y Central donados al museo por presidentes de la asociación, y por último, una sala en memoria del fundador del convento, Don Nuno Álvarez Pereira [Saber más].
Café A Brasileira (Lisboa)
» Chiado: No se sabe con exactitud de dónde proviene el nombre de Chiado; hay quienes creen que se debió al chirriar ('chiar') de las ruedas de los carruajes subiendo pesadamente la cuesta y otros sostienen que en realidad lo tomó del apodo del poeta Antonio Ribeiro 'O Chiado'. Como sea, una estatua homenajea al poeta en Largo do Chiado, sentado en un banco y con la mano levantada en actitud de relatar un cuento. El Chiado fue siempre muy frecuentado por los intelectuales y eso se percibe constantemente.
Frente a la estatua de Ribeiro, en el otro extremo de la calle la Praça Luis de Camoes recuerda al gran escritor. En la Rua Garrett, llamada así en honor al poeta João Almeida Garrett, se encuentran antiguos cafés de principios del siglo XX, como el Café A Brasileira, en cuya terraza hay una estatua del gran poeta Fernando Pessoa sentado en una mesa. El escritor Eça de Queiroz también tiene su reconocimiento en la Rua do Alecrim, de pie junto a una musa casi sin ropas que parece inspirarlo. Siguiendo la Rua Serra Pinto, hacia el sur desde la calle Garrett, se encuentra el edificio del Teatro Nacional San Carlos, dedicado a las representaciones de ópera. En un departamento del edificio que está frente al teatro nació en 1888 Fernando Pessoa [Saber más].
Miradouro de Sao Pedro de Alcántara (Lisboa)
» Miradouro de Sao Pedro de Alcántara: Situado en la Rua del mismo nombre, el mirador ofrece una bella panorámica de la zona este de Lisboa, al otro lado de la Baixa, apoyado en un plano dibujado sobre azulejos. Hasta él se puede llegar desde la Baixa con el Elevador de Gloria.
Un plano dibujado sobre azulejos frente a la balaustrada va situando los monumentos que tenemos en la vista panorámica destacando las murallas del castillo de San Jorge al frente y hacia el sureste rodeadas de árboles y el complejo de la Igreja da Graça también destaca en la colina.
El monumento entre los árboles, erigido en 1904, representa a Eduardo Coelho (1835-1889), fundador del Diario de Noticias, a sus pies corre un joven vendedor de periódicos. En este barrio se concentraba antiguamente la industria periodística.
Pálacio de São Bento (Lisboa)
»  Palacio de São Bento (Rua de Sao Bento): Dos leones custodian la entrada al pie de las monumentales escalinatas, frente a la sobria fachada neoclásica del Palacio de São Bento, actualmente sede de la Asamblea de la República, enorme edificio blanco, diseñado en estilo neoclásico. El palacio tuvo su origen en el primer monasterio benedictino de Lisboa, establecido allá por el año 1598 para dar asistencia sanitaria a los enfermos de peste. Entonces recibió el nombre de Mosteiro de São Bento da Saúde y sus dependencias se ampliaron considerablemente en el siglo XVII, incluyendo una iglesia, claustros, cocinas y dormitorios. Aún estaba en construcción cuando el terremoto de 1755 lo dañó considerablemente.
Con la revolución liberal de 1820 y la siguiente supresión de las órdenes religiosas en 1834 los monjes fueron expulsados y el monasterio pasó a ser sede del Parlamento portugués. Las obras de reestructuración incluyeron la construcción de una gran mansión en la parte posterior, en los antiguos jardines del monasterio. Salazar se mudó allí en 1938 y desde entonces es la residencia oficial del Primer Ministro portugués. Las escaleras monumentales de la entrada fueron terminadas en 1941, también en tiempos de Salazar [Saber más].
Basílica de Estrela (Lisboa)
» Basílica de Estrela: Tuvo su origen en la profunda fe de la reina Doña María I en el Sagrado Corazón de Jesús. Siendo aún una princesa y al momento de contraer matrimonio con el futuro rey Pedro I, María hizo la promesa de construir una iglesia y un convento para las religiosas de la orden de Santa Teresa, las Carmelitas Descalzas, en el caso de concederle el cielo un heredero varón que la sucediera un día en el trono. Los deseos de la joven princesa se cumplieron apenas un año después, con el nacimiento en 1761 de su hijo José. Sin embargo, debió esperar a llegar al trono para poder dar cumplimiento a su promesa, lo cual ocurrió con la muerte de su padre, José I, en 1777. La construcción del convento e iglesia comenzó en 1779, confiada a Mateus Vicente de Oliveira, autor también del Palacio de Queluz. A la muerte de Oliveira, en 1786, fue sucedido por Reinaldo Manuel dos Santos, quien introdujo algunas reformas al proyecto original, y el conjunto, que debía ser un austero monasterio para carmelitas descalzas, resultó un impresionante monumento más acabado y ornamentado, muy similar al del monasterio de Mafra.
El interior de la basílica está revestido en mármoles de varios colores y profusamente decorado con esculturas de Machado de Castro, quien es autor también de un admirable pesebre de más de 500 figuras representando el nacimiento de Jesús. La iluminación profusa provista por la imponente cúpula confiere al espacio una atmósfera de respeto y temor. Mientras que todos los integrantes de la familia real de la Casa de Braganza tienen sepultura en el Panteón Nacional, la reina María I fue sepultada aquí, en un recargado monumento custodiado por ángeles [Saber más].
Museu Nacional de Arte Antiga (Lisboa)
» Museu Nacional de de Arte Antiga (Rua das Janelas Verdes) [Web oficial]: Fundado en 1884 como Museo Nacional de Bellas Artes y Arqueología, fue el primer gran museo público de Portugal dedicado a las artes. Sus vastas colecciones constituyen el más representativo conjunto portugués de patrimonio artístico desde la Edad Media hasta comienzos del siglo XIX, aunque incluyen también algunas importantes colecciones extranjeras. El edificio elegido fue un antiguo palacio perteneciente a los Condes de Alvor, ubicado sobre la Rua das Janelas Verdes, llamada así por el color de las ventanas (janelas) del palacio. Ampliaciones realizadas en 1940 ocuparon un espacio contiguo donde se encontraba el Convento de Santo Alberto, del cual luego del terremoto de 1755 sólo pudo rescatarse la capilla, hoy integrada al recorrido del museo. El museo dispone sus muestras en tres pisos. En la planta baja funciona una biblioteca y otros servicios, tales como tienda y restaurante.
Las colecciones son vastas y muy diversas, incluyendo pintura (el museo posee la más importante pinacoteca de Portugal con alrededor de 2200 piezas que abarcan desde el siglo XIV al XIX), escultura (2500 piezas en su haber, expuestas sólo el 10% de ellas), 5500 dibujos y 16.000 grabados, orfebrería, mobiliario, joyería y textiles. Del patrimonio del museo, que alcanza las 44.000 piezas, sólo se exponen unas cinco mil, por cuestiones de espacio y conservación. Las colecciones provienen mayoritariamente de los tesoros artísticos confiscados a los monasterios a partir de 1834 y posteriormente de los bienes de la realeza, luego de la revolución de 1910 [Saber más].
»» Bibliografía: » Lisboa (Guías Visuales El País Aguilar) » Portugal (Guía Clave Espasa)
»» Enlaces: » Visit Lisboa (Turismo de Portugal) » Lisboa (Mundo City) » Lisboa (Disfruta Lisboa) »  Lisboa (Voy a Lisboa) » Lisboando

No hay comentarios: