07 agosto 2009

Berna (Suiza)

Berna (Bern en alemán, Berne en francés, Berna en idioma italiano y romanche) es la capital federal de Suiza. Es también capital del cantón y distrito homónimos.
La ciudad vieja de Berna está inscrita en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1983, gracias a su arquitectura medieval conservada a través de los siglos. Berna es miembro de la Organización de las Ciudades del Patrimonio Mundial y de otras organizaciones mundiales: sede internacional de la Unión Postal Universal (UPU) que es una de las agencias especializadas de las Naciones Unidas, sede de servicios públicos como los Correos Suizos (la oficina postal estatal) y de los Ferrocarriles Federales Suizos y el Banco Nacional. La ciudad es atravesada por el río Aare (Arno).
»» Un poco de historia:
La ciudad es una fundación de los duques de Zähringen del siglo XII (1191). Sus cimientos fueron asentados en una lengua de tierra rodeada en tres de sus lados por el río Aare. Sin embargo, la primera colonización del terruño se remonta a la época prerromana. La ciudad se convirtió en un centro del comercio y, por tanto, fue adquiriendo cada vez más poder político y militar que utilizó para poner bajo su control varios territorios sometidos. Fue uno de los miembros más poderosos de la Antigua Confederación Helvética a la que se unió en 1353. En 1798 la invasión francesa puso fin a la hegemonía bernesa, pero Berna consiguió mantener una posición privilegiada dentro de la Confederación. En 1848 fue designada capital permanente del nuevo Estado federal suizo.
En torno al nombre de la ciudad surgieron toda una serie de leyendas fundadoras. Puede ser que derive de Brenodor, el nombre de un antiguo asentamiento celta que se encontraba en el sitio. Sin embargo, la leyenda más popular sostiene que el topónimo "Berna" tenga que ver con el nombre alemán para oso (bär), supuestamente el primer animal cazado por los fundadores de la ciudad, el duque Berthold V von Zähringen, cuando fueron a cazar en los entornos de la ciudad. El oso se asociaba desde hace mucho tiempo con la ciudad que desde el siglo XV posee una fosa de los osos.
»» Edificios y espacios de interés:
Berna es un ejemplo de ciudad que logró conservar sus características históricas. El casco antiguo de Berna, el Altsdatd, es uno de los patrimonios de cultura mundiales de la UNESCO, contando con 6 kilómetros de arcadas, las "lauben", uno de los paseos de compras más largos y protegidos contra la intemperie de Europa.
El trazado de sus calles, con sus numerosas fuentes, fachadas de arenisca, callejones y torres históricas, confiere a Berna un aire medieval singular, practicamente inalterado desde el siglo XV. En esta época se reconstruyeron la Münster (la catedral) y el Rathaus (ayuntamiento), dos de sus principales monumentos.
» Bärenplatz: La 'Plaza del Oso' recibe su nombre de un foso para osos que existía en ella. Esta explanada está unida a la Waisenhausplatz ('Plaza del Orfanato', por la institución benéfica que había en el hermoso edificio barroco hoy comisaría de policía). En el extremo este de ambas plazas se alza la torre Holandesa y la Kafigturm (torre de la Prisión, Marktgasse 67), mientras que en el extremo oeste lindan con Bundesplatz.
» Bundeshaus (Bundsplatz, 3): El edificio del Parlamento fue diseñado W. H. Auer en estilo neorrenacentista y se finalizó en 1902. El salón abovedado está decorado con cuadros de la historia suiza y la bóveda con paneles de vidrio con los emblemas de las regiones y cantones y vidrieras con alegorías de la justicia, la educación, las obras públicas y la defensa.
» Marktgasse: Es el centro del distrito comercial de Berna. Cuenta con dos fuentes renacentistas: la Anna-Seiler-Brunnen, que recuerda a la mujer que fundó en 1354 el primer hospital de la ciudad, y la Schützernbrunnen (fuente del Cazador).
» Kornhausplatz: Junto a Marktgasse, esta plaza sigue el trazado de la muralla más antigua de la ciudad. Aquí se halla la Kindlifresserbrunnen (fuente del Ogro), con un ogro comiéndose a un niño. En su extremo noroeste se alza la Französische Kirche, la iglesia Francesa, construida en el siglo XII como parte de un monasterio. Los hugonotes franceses se hicieron cargo de ella en el siglo XVII.
» Zytglogge: Conocida también como Zeigtglockenturm, es el principal monumento de de Berna. Situada en Marktgasse funcionó como puerta occidental de 1191 a 1250, año en la que la sustituyó la Käfigturm. Fue reconstruida tras el incendio de 1405 y más tarde se utilizó como cárcel para prostitutas. Su reloj astronómico es obra de Caspar Brunner, que lo realizó entre 1527 y 1530. Las figuras mecánicas, entre ellas varios osos y un gallo que cacarea, comienzan su procesión cuatro minutos antes de dar la hora en punto, seguida por numerosos turistas que los observan apiñados en la calle.
» Kramgasse: Junto con Gerechtigkeitsgasse, su continuación oriental, es la principal vía del antiguo trazado medieval de Berna, de finales del siglo XII. Tiene ambas aceras flanqueadas por hermosos edificios históricos y casas gremiales con amplios soportales. En Kramgasse destacan tres fuentes: Zähringerbrunnen (1535), en la que un oso con armadura porta el estandarte de Berthold von Zähringen, el fundador de Berna; la Samsonbrunnen (1545), con una figura de Sansón venciendo a un león; y la Kramgassbrunnen (1779), carente de decoración.
En el número 49 de Kramgasse se halla la Einstenhaus, la casa de Albert Einstein que es testimonio de la estadía del físico a principios del siglo XX en Berna.
» Münster St. Vinzenz: La catedral de Berna es un magnífico exponente del estilo gótico tardío de influencia alemana. Su arquitecto, Matthaus Ensinger, de Estrasburgo, la diseñó como una basílica de tres naves con bóveda de abanico, capillas laterales y una torre. Se inició en 1421 prolongándose hasta el siglo XVI completándose con el chapitel en 1893. Con sus cien metros de altura es el edificio eclesiástico más grande del país.
Una impresionante representación del Juicio Final decora el tímpano del pórtico principal, del siglo XV. Los condenados ocupan la mitad izquierda y los redimidos la mitad derecha. La majestuosa nave, flanqueada por,pilares cuadrados, culmina en las vidrieras del coro. En las dovelas hay tallados bustos de Cristo, María y otros personajes bíblicos. Como el resto del mobiliario de la catedral, el hermoso púlpito (1470) tallado sufrió daños importantes durante la Reforma. Las figuras fueron añadidas posteriormente. La luz penetra a través de las vidrieras (1441-1450) con una representación en el panel central de la pasión y la crucifixión de Cristo. La bóveda de crucería, obra de Daniel Daniel Heintz, data de 1570. El órgano (Orgellettner) data de 1847-1848.
» Münstergasse: La calle paralela a Kramgasse, une Theaterplatz con Musterplatz. Destacan en su trazado la Stadt und Universitätsbibliothek, la biblioteca municipal y universitaria; y la Mosesbrunnen (1791), una fuente decorada con una imagen de Moisés, que sostiene los Diez Mandamientos señalando el segundo de ellos, prohibiendo la idolatría, uno de los princios básicos de la Reforma. Cerca está la Münsterplattform, una terraza con árboles y pabellones barrocos, con impresionantes vistas del Aare.
» Erlacherhof: Situada en el número 47 de Jumkergasse, una calle otrosa habitada por los habitantes más ricos de Berna, la Erlacherhof es una mansión barroca en estilo francés construida por Hieronymus von Erlach, antiguo alcalde de Berna, en 1752. Actualmente es la residencia oficial del alcalde y sede del gobierno municipal.
» Gerechtigkeitsgasse: La calle de la Justicia cuenta con algunos de los edificios más antiguos y hermosos de Berna. Muchos fueron construidos por gremios, cuyas actividades quedaron reflejadas en la recargada decoración de sus fachadas, como el Gremio de Tejedores (número 68) cuya fachada luce un grifo dorado. En el número 31 se halla el Berner Puppen Theater, un teatro de guiñol.
En el exremo este de la calle se llega a Nydeggasse, donde probablemente exuistiera un castillo y que fuera sustituido en el siglo XV por una pequeña iglesia, la Nydeggkirche. En el siglo XIX sería construido el Nydeggbrücke, un puente de piedra sobre el Aare, que unió el casco antiguo con el distrito oriental de Berna.
» Rathaus: El ayuntamiento (1406-1416) es un atractivo edificio con una elegante fachada gótica. La fachada luce una escalinata doble con balaustres enlazados por tracerías por debajo de los cuales se hallan dos figuras humanas de piedra. Sobre la logia, en lo alto de la esclinata, hay un reloj y varias estatuas colocadas sobre ménsulas con doselete. Cerca se alza la Kirche St. Peter und St. Paul, una iglesia católica de estilo neogótico de 1858.
» Bärengraben: La fosa de osos, probablemente el monumento más conocido de la ciudad, junto al Nudeggbrücke, al otro lado del Aare. Muy cuestionado por los defensores de los animales, pero muy asociado a Berna desde su fundación en 1191. Cerca se encuentra el Rosengarten, una enormae rosaleda con magníficas vistas de la ciudad.
» Kunstmuseum (Hodlerstrasse, 8-12): El Museo de Bellas Artes de Berna alberga una importante colección de más de 3.000 cuadros que abarca desde el siglo XIV al XIX. Entre ellos figuran pinturas del renacimiento temprano, lienzos de los antiguos maestros de los siglos XVI y XVII, obras francesas de los siglos XIX y XX de Delacroix, Manet, Monet, Cézanne, Braque, Griss, Picasso, Klee y Kandisky. Los artistas suizos, como Ferdinand Hodler y Albert Anker, están bien representados. Entre los cuadros más destacados figuran 'Hielo en el río' (Claude Monet), 'La elegida' (Ferdinand Hodler), 'San Antonio tentado por los demonios' (Niklaus Manuel Deutsch), 'Dans un Jardin Meridional' (Pierre Bonnard), 'Ad Parnassum' (Paul Klee), 'Caballo azul' (Franz Marc) o 'La bebedora adormecida' (Pablo Picasso).
» Otros museos de Berna: La ciudad completa su oferta museística con edificios como la Kunsthalle (Helviaplatz, 1) dedicado al arte moderno (Klee, Giacometti, Moore...); el Schwizerisches Alpines Museum (Helviaplatz, 4) dedicado a describir la geología, topografía, clima e historia natural de los Alpes; Museum für Kommunikation (Helvetiastrasse, 16) dedicado a la historia de la comunicación con una de las mayores colecciones del mundo de sellos de correos con rarezas como el Penny Black de 1840; Bernisches Historiches Museum (Helvetiaplatz, 5) que muestra la historia bernesa con una valisísima colección de doce tapices borgoñones, como el 'Millefleurstapisserie' (Tapiz de las Mil Flores) que perteneció a Carlos el Temerario, duque de Borgoña; Schwizersiches Schützenmuseum (Bernastrasse, 5), el Museo del Fusil Suizo que ilustra la historia de las armas de fuego desde principios dl siglo XIX; el Naturhistorisches Museum (Bernastrasse, 15), el museo de Historia Natural o el Zentrum Paul Klee, la colección más grande del mundo de obras del pintor, centro cultural diseñado por el arquitecto italiano Renzo Piano.
»» Bibliografía: » Suiza. Guías Visuales 'El País Aguilar'.
»» Enlaces y otras fuentes: »
Berna: Sitio oficial » Berna en Wikipedia » Berna en Myswitzerland » Berna en Swissworld

No hay comentarios: