26 marzo 2013

Praga: Malá Strana

Malá Strana (Praga)
Malá Strana ('Ciudad Pequeña') es el nombre original y actualmente también el oficial de la zona antes llamada Menší mesto pražské ('Distrito Pequeño de Praga'), uno de los distritos más antiguos y de mayor representación histórica en Praga. Situado en la cuesta entre el río y el castillo, constituye el paisaje urbano barroco mejor conservado de Centroeuropa. Sus calles adoquinadas y las casas del burgo parecen recién salidas de las páginas de un cuento de hadas.
Este barrio tuvo sus orígenes en el siglo IX, y en 1257 el soberano Přemysl Otakar II le dio el estatus de ciudad. Durante la Edad Media, Malá Strana fue el centro más importante de las etnias alemanas establecidas en Praga. Su mayor desarrollo lo experimentó durante el reinado de Carlos IV (1346-1378). En las Guerras Husitas de 1419 sufrió grandes daños y sufrió un catastrófico incendio en 1541. Malá Strana alcanzó su plenitud tras la victoria de la Liga Católica sobre los bohemios en la Batalla de la Montaña Blanca, en 1620, que puso fin a la fase bohemia de la Guerra de los Treinta Años. También fue el sitio de asentamiento de varios palacios de la nobleza, en contraposición a los pueblos de la ribera derecha que, comparativamente, eran más burgueses.
El famoso novelista checo Jan Neruda nació y vivió gran parte de su vida en este lugar, y varias de sus obras tratan sobre Malá Strana. La calle Nerudova lleva su nombre en honor a él. Entre otras atracciones de la ciudad de Praga, la torre de observación de Petrín se encuentra en Malá Strana. También en esta zona está la famosa imagen del Niño Jesús de Praga, en el interior de la iglesia de Nuestra Señora de la Victoria.
Malostranské Náměstí (Praga)
»» Edificios y espacios de interés:
» Malostranské Náměstí (Plaza del Barrio Pequeño) ha sido el corazón de Malá Strana desde su fundación en 1257. Comenzó siendo un mercado en el patio exterior del castillo de Praga. En la plaza se diferencian dos partes, una alta y una baja, siguiendo el desnivel del terreno impuesto por la ladera de la colina. Los edificios datan en su mayoría de la Edad Media, aunque serían reconstruidos durante el Renacimiento y el barroco. Edificios destacados son el ayuntamiento de Malá Strana, con su hermosa fachada renacentista, el Palacio Sternberg, construido en el solar donde comenzó el incendio de 1541 y donde se fundara la Real Sociedad Checa de Ciencias; la iglesia de San Nicolás y frente a ella el Palacio Lichstenstein, de estilo clasicista. De 1620 a 1627 perteneció a Karl von Lichstenstein, apodado 'Gobernador Sangriento', responsable de la ejecución de los líderes de la rebelión de 1618. Cercano a éste se encuentra el Palacio Kaiserstein y en la parte sur de la plaza, en el número 10, está la Casa del León Dorado, una de las pocas casas puramente renacentistas que quedan en Malá Strana.
En el centro de la plaza se levanta la Columna de la Peste o de la Santísima Trinidad erigida en acción de gracias por el fin de una epidemia que arrasó la ciudad en 1715. Es obra de Giovanni Alliprendi.
San Nicolás (Praga)
» La iglesia de San Nicolás (Kostel sv. Mikuláše) (Malostranské Námestí) domina la plaza. Las obras comenzaron en 1703 y su maravillosa nave decorada con frescos recibió los últimos retoques en 1761. Está considerada la obra maestra de los arquitectos de origen bávaro Christoph y Kilian Ignaz Dientzenhofer (padre e hijo), los principales exponentes del renacimiento tardío en Praga, aunque ninguno de ellos vivió para ver la iglesia terminada. Las estatuas, frescos y cuadros del interior son obra de importantes artistas barrocos, destacando obras como el ciclo de 'La Pasión' (1673) de Karel Skréta, 'San Miguel' (Francisco Solimena) en uno de los retablos, el fresco de la cúpula que representa a la Santísima Trinidad (1752-1753, de Franz Palko), el púlpito de 1765 (Richard y Peter Prachner), la estatua de san Nicolás en el altar mayor (Ignaz Platzer), los frescos de la nave (Johann Lukas Kracker, 1770), uno de los más grandes de Europa que representan la vida de san Nicolás; el órgano (1746, Tomás Schwarz), las estatuas de los Padres de la Iglesia, como la de san Cirilo (Ignaz Platzer), la estatua de oro de san Nicolás (František Platzer, 1765) junto al altar mayor (Andrey Pozza) o la imagen de san Pablo en la fachada (John Frederick Kohl). Lo último en construirse fue el campanario, en 1755, obra de Anselmo Lurago.
Palacio Wallenstein (Praga)
» El Palacio Wallenstein (o Waldstein) (Valdstejnský Námestí), el primer edificio civil del barroco en Praga, es un monumento a la ambición del comandante imperial Albrecht von Wallenstein (1583-1634). Sus muchas victorias frente a los protestantes en la Guerra de los Treinta Años le convirtieron en imprescindible para el emperador Fernando II. Wallenstein codició la corona de Bohemia negociando por su cuenta con el enemigo, razón que llevó al emperador ordenar su asesinato. Wallenstein sólo pasó doce meses por un palacio que tardaría diez años en terminarse (1620-1630) bajo diseño del arquitecto italiano Andrea Spezza. Actualmente es la sede del Senado Checo. Destacan sus restaurados jardines, según el modelo original. En ellos domina una logia italiana de triple arco con vistas a los jardines y decorada con escenas de la guerra de Troya. En el interior del palacio, el magnífico salón principal tiene una altura de dos pisos; y el techo totalmente pintado con frescos, donde aparece el propio Wallenstein como el dios Marte obra de Baccio di Bianca. Al lado se encuentra la Sala de los Caballeros y más allá un corredor mitológico con escenas de Ovidio y Virgilio.
Otro pabellón en el jardín ostenta frescos que relatan el mito de los Argonautas y el Vellocino de Oro. Wallenstein pertenecia a la orden del Vellocino de Oro, la más alta orden del Sacro Imperio Romano. En un extremo del jardín se extiende un gran estanque ornamental con una estatua en el medio en honor a Hércules. Detrás se alza la antigua Escuela de Equitación, que ahora acoge exposiciones temporales de la Galería Nacional.
Santo Tomás (Praga)
» En la calle Tomášká (Tomášká Ulice) destaca por sus casas barrocas, entre las cuales se encuentra 'El ciervo dorado' y 'El pretzel dorado' (número 12). Estos emblemas datan de la época anterior a la introducción de la numeración (en 1770, con José II). Estaban inspirados en la profesión u oficio del propietario, en su estatus o en sus alrededores inmediatos. Eran populares los animales y otros símbolos. Si cambiaba el propietario, la casa conservaba su cartel original, y algunas veces incluso se conservaba el nombre de la casa.
» Liglesia de Santo Tomás (Kostel sv. Tomáše) (Josefška, 8) constituye la parte más impresionante de un antiguo monasterio agustino fundado en el siglo XIII. Fue reconstruida en estilo barroco por Kilian Ignaz Dientzenhofer tras el rayo que la destruyó en 1723 respetando tan sólo la planta original y el capitel. La iglesia gótica original, fundada por Wenceslao II en 1285, se concluyó en 1379. Durante la época husita fue una de las pocas iglesias que mantuvo la fe católica, por lo que sufrió importantes desperfectos. Tenía dos retablos de Rubens (los 'Martirios de santo Tomás y san Agustín'), ahora reemplazados por copias (los originales se encuentran en la Galería Nacional). Los frescos del techo son obra del artista bohemio Václav Vavřinec Reiner. Al lado se encontraba la fábrica de cerveza del monasterio, fundada en 1358.
» Museo Pedagógico (Národni Pedagogické Muzeum) (Valdštejnská 20) [Web oficial]: Es el museo más antiguo de la República Checa (fundada en 1892). Es un importante centro de investigación que trata de la historia de la educación, los docentes y la educación, basándose en la obra y legado del filósofo checo Comenius (Jan Amos Komenský, 1592-1670). También presenta la educación contemporánea en su contexto histórico y ayuda a construir el prestigio del sistema educativo checo. Este tema está especialmente presente en la exposición permanente interactiva 'El legado de Comenius: Tradiciones y desafíos de la educación checa en Europa'.
Nerudova Ulice (Praga)
» La calle Nerudova (Nerudova Ulice), la Vía Real, conduce hasta el castillo de Praga desde Malá Strana lo que explica la sucesión de casas y palacios barrocos que en ella se asientan, todos ellos con un emblema o distintivo en el umbral (la numeración de las casas no se realizaría hasta 1770). Lleva el nombre del poeta y periodista Jan Neruda que vivió en el número 47 (la casa de los 'Dos Soles de Oro') entre 1845 y 1857. Destacan también el 'Águila Roja' (nº 6), los 'Tres Violines' (nº 12), el 'Cáliz Dorado' (nº 16), 'San Juan Nepomuceno' (nº 18), 'El Asno y la Cuna' (nº 25), la 'Herradura Dorada' (nº 34, con una enseña en la que se ve a san Wenceslao a caballo), la 'Langosta Verde' (nº 43) o el 'Cisne Blanco' (nº 49). En el número 32 ('El León Dorado') hay un museo en la Antigua Farmacia. El Palacio Thun-Hohenstein (nº 20), construido en 1726 y decorado por Matthias Bernard Braun con dos águilas con las alas extendidas y dos estatuas que representan a Júpiter y Juno, está ocupado hoy por la embajada de Italia; el Palacio Morzin (nº 5), sede de la embajada de Rumanía, está decorado por dos atlantes moros esculpidos por Ferdinand Maximilian Brokof. En Nerudova 33 está el Palacio Bretfeld (Bretfeld Palác), de estilo rococó, identificado con un relieve de san Nicolás en la puerta principal. En la calle también se asienta la iglesia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, que pertenece a los teatinos, una orden fundada durante la Contrarreforma, y que fue un teatro entre 1834 y 1837.
» En la esquina con Karmelitská se encuentra la puerta a los Jardines Vrtba (Vrtbovská Zahrada). Este jardín, Patrimonio de la Humanidad, ofrece el ejemplo más bello de paisajismo barroco de Praga. El jardín contiene numerosas esculturas de Matthias Braun y un pabellón con frescos de Václav Vavřinec Reiner.
Nuestra Señora de la Cadena (Praga)
» La iglesia más antigua de Malá Strana es Nuestra Señora de la Cadena (Kostel Panny Marie Pod Retezem) (Lázeňská, 118), fundada en el siglo XII. El rey Ladislao II se la entregó a la orden de los caballeros de San Juan, conocidos después como la Orden de Malta. Se alzaba en el centro del monasterio fortificado de los caballeros, que custodiaban las proximidades del antiguo puente de Judit. Su nombre hace referencia a la cadena utilizada en la Edad Media para cerrar la puerta del monasterio. El templo románico original se demolió en el siglo XIV, siendo reconstruido en gran parte en estilo barroco por Karel Skreta en 1640.
» Otra iglesia famosa es la de Nuestra Señora de la Victoria (Kostel Panny Marie Vítězné), realizada a principios del siglo XVII para los luteranos alemanes y entregada posteriormente a los carmelitas tras la Batalla de la Montaña Blanca, siendo bautizada por los monjes en honor a la victoria en esa contienda. Los visitantes acuden a ella por hallarse en ella la imagen del Niño Jesús de Praga. La señora de Lobkowicz la trajo de España y se la regaló a los carmelitas en 1628.
Plaza de los Malteses (Praga)
» La Plaza de los Malteses (Maltézské Náměstí) lleva este nombre porque durante siglos los Caballeros de Malta vivieron en las inmediadiaciones de la plaza. En 1169 un monasterio justo detrás donde actualmente está situada la Iglesia de Nuestra Señora de la Cadena, en el cruce con Lázeňská. Junto a la iglesia hay otra plaza, Velkoprevorké Náměstí. En un lado se encuentra el Palacio Buquoy, que actualmente aloja la embajada francesa, y enfrente está el antiguo Palacio del Gran Prior de los Caballeros de Malta, uno de los más bonitos de la zona. El muro del palacio, que queda enfrente de la embajada francesa, es conocido como el Muro de John Lennon.
» La colina de Petrin (Petrinske Sady), situada al oeste de Malá Strana, es una de las nueve colinas de Praga y un importante espacio verde de la ciudad. Se suele ascender en funicular desde Ujezd. Hay atracciones como la torre Eiffel (Rodzhledna) en miniatura (1891) o un pequeño castillo gótico (Bludiste).
Isla fluvial de Kampa (Praga)
» Llegando casi al final del Puente de Carlos (Karluv Most), ya antes de desembocar en Malá Strana, se avista a la izquierda una doble escalinata que conduce a la romántica isla fluvial de Kampa. Kampa, una de las ocho islas en el río Vltava en Praga, albergó y alberga a poetas, actores y pintores. Está separada de tierra por el arroyo Certovka (el 'Arroyo de la diablesa'), una bifurcación del Moldova. El arroyo Certovka separa a la isla de Kampa del resto del barrio de Malá Strana y sus aguas eran utilizadas para mover varios molinos de los que actualmente sólo se conserva uno, el molino del Gran Priorato. Durante años en la isla de Kampa sólo había huertos y se utilizaba para lavar y blanquear la ropa, hasta que en el siglo XVII se instaló un mercado de cerámica que alcanzó gran fama. Hoy en día lo más destacado son sus jardines, sus elegantes casas del siglo XVIII y XIX, y el bullicioso Puente de Carlos.
» La calle Mostecká (Mostecká Ulice), la calle del Puente, posee bellas casas barrocas. En el número 15 se encuentra el Palacio Kautnicz, del siglo XVIII, ahora la embajada de Serbia. Esta calle une el Puente de Carlos con Malostranské Náměstí.
Museum Kampa (Praga)
» El Museum Kampa (U Sovových mlýnů, 2) [Web oficial] está situado en un molino de agua antiguo con varios añadidos modernos. Unas escaleras llevan a un cubo de cristal (de Marian Kasměla) situado en la parte alta del edificio, desde donde hay vistas excelentes. También hay una bonita pasarela de cristal (del artista checo Václav Cigler). El museo cuenta con las colecciones de los ricos checos expatriados Jan y Meda Mladek y posee gran parte de las obras del pintor abstracto František Kupka (1871-1963) y del escultor expresionista y cubista Otto Gutfreund (1889-1927). Gran parte del espacio de la exposición está dedicado a exhibir arte contemporáneo de Centroeuropa.
» Desde 2005, Malá Strana acoge el Museo Franz Kafka [Web oficial], dedicado al famoso escritor praguense. Ofrece la posibilidad de conocer in situ a uno de los más grandes escritores de todos los tiempos. La primera parte del museo muestra fotografías de Praga en tiempos de Kafka, y evoca una imagen de la próspera comunidad judía de la ciudad. La exposición muestra fotografías de artistas, escritores y músicos que fueron compañeros y amigos de juventud de Kafka [Saber más].
» Bibliografía: » República Checa y Eslovaquia (Guías Visuales El País Aguilar) » Praga (Lonely Planet Magazine nº 25) » Praga Fin de Semana (National Geographic) 
» Enlaces» Praga (Turismo República Checa) » Paseo virtual por Praga Viajando por Praga » Praga (Mundo City) » Guía de Praga (Avant Garde Prague) » Disfruta Praga » Praha » Praga (Wikipedia) » Guía de Praga
» Otras entradas de Praga en el blog: » Stare Mesto » Hradcany » Josefov » Nové Město » Praga: Las afueras

2 comentarios:

Maribel dijo...

Visité Praga en el 1997 fue una ciudad que me impactó,de las ciudades más bonitas que he visto.
Siempre he comentado que es demasiado bella yo la llamo "empalagosa" entre comillas.Al ver y leer lo que has publicado en el blogs me has hecho recordar ese bello viaje a PRAGA,VIENA Y BUDAPEST entre otras.Visitar estas ciudades es un auténtico lujo.Os animo a que las vayais.Os encantará.Maribel.

Molina_Oscar dijo...

Me gustaría felicitarte por este gran blog. Está muy cuidado y muy trabajado, y me está siendo de gran utilidad para preparar mi próximo viaje a Praga.

Enhorabuena.