26 abril 2015

Florencia (Italia): Oltrarno

Oltrarno (Florencia/Italia)
Esta zona de Florencia, Oltrarno, significa al otro lado del río Arno; en tiempos, se consideraba de menos categoría vivir en la orilla sur del río. Allí residían quienes no eran lo suficientemente ricos como para construir su 'palazzo' en el centro de la ciudad. esta idea permaneció hasta que los grandes duques de Médicis se instalaron aquí en 1550.
El Palazzo Pitti se convirtió en el lugar desde donde se iba a gobernar la Toscana durante los siguientes 300 años. Fue construido en 1457 por el banquero Luca Pitti, pero el imponente aspecto actual se lo dieron los Médicis, que lo reestructuraron para convertirlo en su residencia tras la compra del mismo por Leonor de Toledo, la esposa española de Cosme I. Con el tiempo el Palazzo Pitti se hizo casi tres veces más grande de lo proyectado. La austera y enorme fachada fue proyectada por Brunelleschi y el resto del edificio, al haber sido desde el siglo XV la residencia de todos los gobernantes de Toscana, ha sido ampliado y modificado. Dentro del Palacio se puede visitar la Galería Palatina, que recoge las colecciones de arte de los Médicis y de los Habsburgo-Lorena, o la Galería de Arte Moderno, donde hay obras de los “macchiaioli” (los impresionistas florentinos). Los Médicis, además de reestructurar el Palazzo Pitti, crearon los jardines Boboli en el terreno que lo rodeaba, un ejemplo de jardín renacentista a la italiana.
Varios aristócratas florentinos siguieron a los Médicis, trasladándose a la otra orilla del Arno. A finales del siglo XVI y en el XVII se levantaron muchos palacios en la zona de Via Maggio y la Piazza di Spirito Santo. En los barrios de Oltrano (San Niccoló, San Frediano y Santo Spirito) hay también dos maravillosos edificios religiosos: la iglesia del Santo Spirito, proyectada por Brunelleschi en 1435 y cuya característica principal es la fascinante fachada del siglo XV sin terminar, y la iglesia de Santa Maria del Carmine, que alberga los conmovedores frescos de la Capella Brancacci.

Palazzo Guadagni (Florencia)
»» Edificios y espacios de interés:
» Piazza di Santo Spirito: La plaza, dominada por la iglesia del mismo nombre, es una de las zonas más vivas de la ciudad. Todas las mañanas, hay un mercado de frutas, verduras y ropa, mientras que los fines de semana hay mercados especiales. En la zona hay, además, muchos talleres de artistas y artesanos.
Al principio, en la plaza se reunían las multitudes que asistían a las predicaciones de los monjes agustinianos, a los que pertenecía la iglesia de Santo Spirito. A causa del gran número de fieles, el Ayuntamiento, a finales del siglo XIII, tuvo que comprar y derrumbar los edificios de alrededor de la plaza para ampliarla. Por esto, Santo Spirito fue, por mucho tiempo, la plaza más grande de Florencia.
El edificio más grande de la plaza es el Palazzo Guadagni, en el número 10, en la esquina con Via Mazzetta. Fue construido hacia 1500, probablemente según planos de Cronaca (Simone Pollaiuolo). Las ventanas presentan dintel en arco, con la dovela central apuntada, El último piso tiene una loggia abierta, la primera de esta clase construida en la ciudad. Este tipo de loggia se puso de moda entre los aristócratas florentinos del siglo XVI, que la incorporaron a sus palacios.
Chiesa di Santo Spirito (Florencia)
» Chiesa di Santo Spirito (Piazza di Santo Spirito): Este edificio religioso tuvo un papel fundamental en la historia de la ciudad, ya que prestó su nombre a todo el barrio de Oltrarno. Sobre el año 1269, los monjes agustinos construyeron en la zona, donde hoy está Santo Spirito, un convento y una pequeña iglesia; enfrente de ésta se reunían los florentinos para escuchar las predicaciones de los monjes. Sobre los restos de este convento agustiniano, destruido por un incendio, se edificó la basílica actual. Lo que caracteriza a la iglesia de Santo Spirito, considerada la última obra maestra de Brunelleschi, es la sencillez y elegancia de su fachada. Las obras empezaron en 1446. Dos años después, tras la muerte del gran arquitecto, sus alumnos se ocuparon del trabajo, pero no comprendieron bien el proyecto original y, por esto, realizaron sólo una parte. La fachada que mira hacia el Arno, se quedó sin terminar. A la izquierda de la iglesia, está la entrada al cenáculo.
El interior es de cruz latina con tres elegantes naves divididas por columnas de piedra con arcos ojivales. La cúpula principal tiene 12 resaltes, y en el perímetro del edificio están las capillas laterales a nicho. En éstas se encuentran obras magníficas, entre las que destaca el 'Retablo Neri' de Filippino Lippi, con la 'Virgen con el Niño entre Santos' (1466) situada en la capilla Nerli del transepto sur. Al lado de la iglesia está la preciosa sacristía octogonal cuya cúpula es de Giuliano da Sangallo.
En el altar mayor de la iglesia, terminado en 1607 por Giovanni Caccini, se encuentra el 'Crucifijo de madera'. Miguel Ángel lo realizó como agradecimiento por la hospitalidad con la que el prior lo había acogido, cuando tenía 17 años. En aquella época, cuando estudiaba anatomía en los cadáveres del hospital de los monjes, aprendió todo lo que después lo hizo insuperable a la hora de pintar, con detalles, el cuerpo humano.
Cenacolo di Santo Spirito (Florencia)
» Cenacolo di Santo Spirito (Piazza di Santo Spirito): Lo único que resta del monasterio que existía junto al Santo Spirito es el refectorio, ahora usado como museo. En el interior hay un emocionante fresto, 'La crucifixión', atribuido a los seguidores de Andrea Orcagna y de su hermano Nardo di Cione. Se trata de una singular y bella muestra del gótico religioso en esta ciudad tan rica en pintura renacentista. La Fundazione Salvatore Romano también expone en el refectorio su colección de escultura románica del siglo XI.
» Via Maggio: Abierta a mediados del siglo XIII, muchos aristócratas se mudaron a esta calle cuando los grandes duques de Médicis se trasladaron al Palazzo Pitti en 1550. En Via Maggio se alinean los palacios de los siglos XV y XVI como el Palazzo Ricasoli (en el nº 7), y se suceden las tiendas de antigüedades. Termina en la Piazza di San Felice, otro bello rincón de la ciudad.
» Palazzo di Bianca Capello (Via Maggio 26): Realizado en 1579, es famoso tanto por la belleza de sus decoraciones de esgrafiado, como porque fue la morada de la noble veneciana Bianca Cappello, que primero fue la amante del Gran Duque Francisco I de Médicis y, después, en 1579, su segunda mujer, tras la prematura muerte de la primera, Giovanna de Austria. Bianca Cappello y Francisco I de Médicis tuvieron el mismo trágico final: en 1587 murieron misteriosamente, quizás envenenados, en la villa de Poggio a Caiano. Los célebres frescos sobre la fachada son la obra de Bernardino Poccetti (1579-1580). Hoy en día este edificio pertenece al ayuntamiento de Florencia, que se ha destinado como laboratorio de restauración y conservación de los libros del gabinete Vieusseux.
Chiesa Santa Felicitá (Florencia)
» Santa Felicitá (Piazza di Santa Felicitá): La primera iglesia que hubo en este lugar se alzó en el siglo IV. En el siglo XI se construyó una nueva, a su vez remodelada entre 1736 y 1739 por Ferdinando Ruggieri, quien conservó algunos rasgos góticos originales, así como un pórtico añadido por Vasari en 1564. En la capilla de la familia Capponi existen dos obras del manierista Jacoppo Pontormo: un ffresco de 'La Anunciación' y un panel con 'El descendimiento de la cruz'. Pintados entre 1525 y 1528, se realizaron con colores inusuales e intensos. En las pechinas de la cúpula hay unos tondos que representan a los cuatro evangelistas, también obra de Pontormo, en esta ocasión ayudado por su discípulo Agnolo Bronzino.
Museo Bardini (Florencia)
» Museo Bardini (Via dei Renai, 37) [Web oficial]: En este museo se expone la colección del anticuario del siglo XIX Stefano Bardini, coleccionista de materiales arquitectónicos; la mayoría de ellos procedentes de las iglesias y palacios que se demolieron para construir la Piazza della Repubblica en la década de 1860. En 1833 levantó su palacio en Piazza de' Mozzi casi enteramente con material medieval 'reciclado'. Tras su muerte, en 1922, cedió su maravillosa colección al ayuntamiento de Florencia. En el museo, además de las muchas obras maestras de armaduras, instrumentos musicales, piezas de cerámica y muebles antiguos, hay pinturas y esculturas. Algunas de las obras principales son la estatua de la 'Caridad' de Tino di Camaino, de principios del siglo XIV; la 'Virgen dei Cordai' de Donatello, y la tabla con el 'Arcángel San Miguel y el dragón', realizada por Pollazo entre 1460 y 1470.
» Museo La Specola (Via Romana 17): Este peculiar museo está en el Palazzo Rottigiani, construido en 1775 y actualmente a disposición de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad de Florencia. El nombre hace referencia al observatorio construido en el ático del edificio por el gran duque Pietro Leopoldo a finales del siglo XVIII. El museo se compone de una sección zoológica, donde se exponen gran número de animales, insectos y peces, y otra anatómica, con algunos modelos de cera del siglo XVIII que muestran de manera realista la fisiología y las enfermedades humanas.
Capella Brancacci (Florencia)
» Capella Brancacci (Piazza del Carmine): El mercader florentino y cónsul Felice Brancacci encargó en 1423 a Masaccio y a su alumno Masolino los frescos de la capilla de su familia en el complejo de la Iglesia del Carmine. Brancacci fue acusado en 1436 por los Médicis de haber robado una suma de dinero público, por lo que fue exiliado y la Capilla Brancacci fue nombrada Capilla de la Virgen del Pueblo. El ciclo incompleto de frescos de Masaccio, quien murió antes de terminarlos, y Masolino fue completado por Filipino Lippi entre 1481 y 1485 por voluntad de los monjes del Carmine. La maestría de Masaccio en el tratamiento de la perspectiva en 'El pago del tributo' y el trágico realismo de los personajes en 'La expulsión del paraíso' le situó en la vanguardia de la pintura renacentista. En la primera, Masaccio utiliza la perspectiva y, para representar a los grupos de figuras, usa un estilo sencillo inspirándose en las esculturas de Donatello. En el segundo, Masaccio comunica, con la expresión de los rostros de Adán y Eva, la tragedia universal que representa el momento de la expulsión del paraíso terrestre. Al lado de las obras maestras de Masaccio, están los frescos de Masolino 'La curación de los lisiados', 'La curación de Tabita', 'La predicación de San Pedro' y 'La tentación de Adán y Eva' y los de Filippino Lippi 'San Pedro visitado por San Pablo', 'La disputa con Simón el Mago' y 'La crucifixión de San Pedro'. Muchos grandes artistas, como Miguel Ángel, visitarían más tarde la capilla para estudiar su técnica.
San Frediano in Cestello (Florencia)
» San Frediano in Cestello (Piazza di Cestello): La zona de San Frediano, con sus casas pequeñas y bajas, está asociado con  las industrias de la lana y el cuero. La iglesia parroquial de San Frediano in Cestello se asienta junto al Arno. El exterior es de piedra vista y su gran cúpula constituye una de las señas de identidad de la ciudad. Este edificio, construido entre 1680 y 1689 según proyecto de Antonio María Ferri, reemplazó a una iglesia anterior, la pequeña iglesia degli Angeli de Santa María que era parte del convento donde Santa Maria Maddalena de' Pazzi había vivido antes de que las Carmelitas fueran transferidas de Borgo San Frediano a Borgo Pinti. Los frescos y estucos del interior son propios del siglo XVII y principios del XVIII. Cerca se encuentra un fragmento bien conservado de las murallas de la ciudad, del siglo XIV. La porta de San Frediano (1324) posee una torre que da a la carretera de Pisa. Sus puertas de madera conservan los herrajes y cerraduras del siglo XIV. Varios artistas trabajaron aquí incluido Pier Dandini, Camillo Sagrestani, Alessandro Gherardini, Domenico Gabbiani, Matteo Bonechi, y Francesco Curradi.
Palazzo Pitti (Florencia)
»» Palazzo Pitti (Piazza Pitti)  [Web oficial]: El Palacio Pitti, con el famoso jardín de Boboli, es el más grande y pomposo de los edificios florentinos. Durante cuatro siglos fue el palacio real del Gran Ducado de Toscana. El palacio, encargado construir por Luca Pitti (1395-1472), se inició alrededor de 1457. Los Pitti contrataron a Filippo Brunelleschi y eligieron, entre los varios proyectos que había presentado el arquitecto, justo el que los Médicis no habían querido porque, según ellos, era demasiado monumental y podría despertar envidias. Tras la muerte de Brunelleschi, las obras pasaron a su alumno, Luca Fancelli. Para erigir el gran palacio se tuvieron que derrumbar edificios ya existentes. El primer palacio, que ya era muy grande, tenía forma de cubo y una fachada de sillar almohadillado de pietra forte. En 1550, cuando los Pitti se arruinaron, Eleonora de Toledo, la mujer de Cosme I de Médicis, compró el palacio. La duquesa, que tenía la tuberculosis, sostenía que la zona de Oltrarno era más sana que el centro de la ciudad. En 1565, los Médicis dejaron el Palazzo Vecchio y se mudaron a Palacio Pitti, recién reestructurado y ampliado. Esto supuso el inicio de un extraordinario renacimiento del barrio popular de Oltrarno. Las demás familias nobles florentinas, imitando a los Médicis, construyeron lujosas casas en esta zona.
Después de ser la residencia de los Habsburgo-Lorena durante varios siglos, a principios del siglo XIX pasó a ser el domicilio de la hermana de Napoleón. Después, con la unión de Italia y cuando Florencia era la capital, el palacio fue dispuesto como residencia real de los Saboya. Actualmente, y tras varias restauraciones, el edificio alberga cinco museos de diferentes temas.
Palazzo Pitti (Florencia)
» Galería Palatina: El gran edificio que alberga la Galería Palatina fue mandado construir por el banquero florentino Luca Pitti. Con su imponente mole domina el barrio de Oltrarno y su diseño se atribuye a Filippo Brunelleschi. Su construcción se prolongó durante cuatro siglos alrededor del cuerpo central originario, constituido por siete ventanas distribuidas en dos plantas. El edificio fue el palacio real de tres dinastías -los Médicis, los Lorena y los Saboya- y sólo en época moderna fue destinado a albergar tres valiosas colecciones: la Galería Palatina, el Museo de la Plata y la Galería de Arte Moderno.
Cosme I, gran duque de Toscana, adquirió el núcleo original del edificio y mandó agregar las dos alas y la galería delantera que delimitan el patio de honor, obra de Bartolomeo Ammannati. Durante casi tres siglos, es decir, hasta la anexión del gran ducado de Toscana al Reino de Italia en 1859, este edificio fue el escenario de los acontecimientos más importantes de la vida de la familia Médicis y, a partir de 1736, de los Habsburgo-Lorena. La parte más importante de la colección conservada en la Galería Palatina está repartida en las seis salas que forman la fachada del palacio Pitti y en las de la parte trasera, que formaban en el ala norte, el apartamento de invierno de los grandes duques de Médici. Caídas en desuso, estas salas se utilizaron para exponer, desde finales del siglo XVIII, las pinturas más importantes (por entonces cerca de 500) del Palacio Pitti, en gran parte procedentes de la colección de la familia Médicis.
Palazzo Pitti (Florencia)
Fue Cosme I quien formó, hacia 1620, lo que sería el núcleo de la colección. Su hijo, Fernando II, lo incrementó y lo trasladó a las salas de la primera planta, decoradas por Pietro da Cortona y Ciro Ferri. También el cardenal Leopoldo, hermano de Fernando II, contribuyó sobremanera al enriquecimiento de la colección, así como también Cosme III y su primogénito, el príncipe Fernando, a quien se debe la adquisición de importantes pinturas flamencas, retablos provenientes de varias iglesias toscanas y obras extraordinarias de los períodos renacentista y barroco.
Actualmente la visita empieza por la Galería de las Estatuas, en la que se hallan esculturas antiguas provenientes de la Villa Médicis de Roma, y por la sala denominada del Castagnoli. El ala contigua, llamada del Volterrano, albergó el apartamento de las grandes duquesas desde la época de Cosme II de Médicis; en ese apartamento murió la última representante de la familia, Anna Maria Luisa, que legó al pueblo florentino su extensa colección de obras arte. La disposición de las obras de la Galería Palatina sigue los criterios estéticos típicos de las galerías de cuadros del siglo XVII. Los estupendos marcos tallados forman un conjunto orgánico y armonioso con los motivos ornamentales de las bóvedas, logrando el ideal de unidad de las artes, objetivo de la estética barroca.
Posteriormente la Galería fue ampliada cuando los Saboya, en 1915, donaron todo el edificio al patrimonio público, con lo cual fue posible duplicar el número de cuadros expuestos. Las obras expuestas actualmente provienen, en gran parte, de las viviendas privadas de los numerosos miembros de la familia Médicis. Abundan las obras maestras: la Virgen con el Niño y episodios de la vida de Santa Ana, de Filippo Lippi, datable hacia 1450; la Virgen con el Niño y San Juan Bautista niño, de Rafael (hacia 1516) y, del mismo artista, Mujer con velo; San Juan Bautista niño, de Andrea del Sarto (1523); y célebres retratos de Tiziano, Veronese y Tintoretto.
Museo degli Argenti (Florencia)
» Museo degli Argenti: El Museo de Plata del Palacio Pitti se halla en los fastuosos salones decorados con frescos que antiguamente eran el apartamento veraniego de los grandes duques. La primera sala se halla en la planta baja. Los frescos de la bóveda, obra de Angelo Michele Colonna, representan a Júpiter bajando del Olimpo para entregarle a los Médicis las insignias del poder. Las decoraciones de las paredes son obra de Agostino Mitelli. Los frescos de la sala siguiente, que representan Episodios de la vida y el triunfo de Alejandro Magno, también son obra de Colonna y Mitelli, de igual modo que los de la Sala del Trono contigua, con figuras alegóricas de la Fuerza, la Justicia y el Tiempo.
La sala más amplia y lujosa, denominada antiguamente Cámara de la Plata, está decorada con grandes frescos realizados con ocasión de las bodas de Fernando II con Vittoria della Rovere, celebradas en 1635; los esponsales están representados en la bóveda por obra de Giovanni da San Giovanni. En las paredes, en cambio, aparecen escenas que exaltan la gloria de Lorenzo el Magnífico, realizadas por Francesco Furini, Cecco Bravo y Ottavio Vannini.
Palazzo Pitti (Florencia)
» Galleria d'Arte Moderna: La Galería de Arte Moderno está ubicada en la última planta del Palacio Pitti, desde la que se admira el maravilloso panorama de la colina y los jardines de Bóboli. Muchas de las treinta grandiosas salas que componen el espacio expositivo fueron decoradas en el siglo XIX, en tiempos de los últimos grandes duques de Lorena, Fernando III y Leopoldo II. Creada en 1914 gracias a un acuerdo entre el Estado italiano y el ayuntamiento de Florencia, la Galería fue inaugurada en 1924.
La Galería de la Indumentaria tiene su sede en las salas del Palacete de la Meridiana ("reloj solar"), iniciado en 1776 por Gaspare Paoletti y concluido por Pasquale Poccianti en los años del gran ducado de Leopoldo II. Las seis salas que dan a los Jardines de Bóboli, en los que originariamente ex exponía la colección, pertenecieron a la familia de los grandes duques hasta la invasión de Florencia por las tropas revolucionarias francesas, en 1799. El edificio fue modificado drásticamente durante la Restauración y sus salas fueron pintadas nuevamente entre 1833 y 1837, época en la que también se construyó la sala de baile. El palacete fue nuevamente restaurado con el advenimiento de la unificación de Italia y la llegada de la dinastía de los Saboya, entre 1862 y 1865. Ocupada por la familia real hasta el final del régimen monárquico en Italia, fue la residencia preferida de Víctor Manuel II en los años en que Florencia fue la capital.
» Galleria del Costume: Inaugurada en 1983, está ubicada en la planta baja del Palazzo meridiana, construido en 1776 por Gaspar María Paolenti para la familia real, que lo ocupó hasta la abolición de la monarquía. La exposición refleja la evolución de la moda de la Corte desde finales del siglo XVIII hasta los años veinte. Algunas salas se han restaurado siguiendo un inventario de 1911. El resto de la galería ha sido renovada.
Jardines de Boboli (Florencia)
» Jardines de Boboli (Piazza de' Pitti): El núcleo originario fue adquirido en 1550 por Eleonora de Toledo, esposa de Cosme I de Médicis, a la familia Pitti. El proyecto del jardín fue realizado por Niccolò Pericoli, llamado "el Tribolo"; cuando éste falleció, la dirección de las obras recayó en Davide Fortini y, posteriormente, entre 1554 y 1561, en Giorgio Vasari. Ammannati también colaboró en su realización entre los años 1560 y 1583 y diseñó el patio que ha conservado su nombre. El gran espacio denominado del Anfiteatro, de forma semielíptica, con el cual armonizan las dos alas del patio de Ammannati, se construyó gracias a la gran cantera de piedra situada a los pies de la colina del Belvedere. Mediante esta concepción arquitectónica se unió en un conjunto armonioso el palacio Pitti y los Jardines de Bóboli. Más tarde, en 1574, Francisco I contrató como arquitecto a Bernardo Buontalenti, que realizó la Grotta Grande.
La Grotta Grande deriva de la transformación de un vivero realizado entre 1556 y 1560 según un proyecto de Giorgio Vasari. Las hornacinas a ambos lados de la entrada contienen las estatuas de Baco y Ceres, de Baccio Bandinelli (1552-1556). En las esquinas se hallaban, antes de que fueran sustituidas por copias de cemento, en 1924, las 'Quatro Prigioni' de Miguel Ángel. En los primeros años del siglo XVII, en tiempo del gran duque Cosme I (1609-1621), el jardín fue ampliado, bajo la supervisión de Gherardo Mechini y Giulio Parigi, más allá de la muralla construida durante la guerra con Siena. La distribución del jardín tuvo como eje central la ancha avenida de cipreses que conduce al grandioso estanque de L'Isolotto, realizado entre 1612 y 1620 por Giulio Parigi.
Jardines de Boboli (Florencia)
En el centro del estanque se hallaba probablemente una fuente de Venus, que fue sustituida en 1636 por orden del gran duque Fernando II con la estatua del Océano, de Giambologna. En 1636 también se colocó en su ubicación actual la estatua de la Abundancia, iniciada por Giambologna y terminada por Pietro Tacca. En el siglo XVII se extinguió la dinastía de los Médicis y el gran ducado pasó en poder de los Habsburgo-Lorena. Después de un primer período de abandono, Pedro Leopoldo de Lorena (1765-1790) encargó importantes labores de restauración que afectaron a las esculturas, la arquitectura, la red hídrica y de desagüe y la vegetación. Se añadieron nuevas construcciones al jardín, entre las que destaca el Kaffeehaus (1775), el invernadero para limoneros (1777-1778), según un proyecto de Zanobi del Rosso, y el palacete del reloj solar, iniciado en 1776 por Niccolò Gaspero Paoletti. Una nueva fase de decadencia tuvo lugar durante el dominio napoleónico (1799-1814) y después de que la gran duquesa Elisa Baciocchi intentara trasformar Bóboli en un jardín inglés, tentativa que nunca llegó a término. Con la restauración de los Lorena, Bóboli volvió a recuperar el aspecto que había tenido desde su origen. En 1834, bajo el reinado de Leopoldo II, se destruyeron los laberintos del jardín para dejar espacio a una gran avenida transitable, proyecto realizado por Pasquale Poccianti.
»» Bibliografía: » Florencia y Toscana (Guías Visuales El País Aguilar) » Florencia y Toscana (Revista Altaïr, nº 62)
»» Enlaces: » Cittá de Firenze (Web oficial) » Oltrarno en Aboutflorence » Firenze Turismo (español) » Disfruta Florencia
Florencia vista desde Oltrarno (Italia)

No hay comentarios: