18 febrero 2014

Múnich: Münchner Residenz y alrededores

Münchner Residenz (Herkulessaal) (Múnich)
La Münchner Residenz, la Residencia de Múnich (Alemania), encierra más de 600 años de historia bávara. Este palacio albergó a varios integrantes de la dinastía de los Wittelsbach, quienes lo ampliaron varias veces, llegando a construir un verdadero complejo compuesto de siete palacios a lo largo de siete patios. La Residenz se sitúa en la parte más elegante de la ciudad, una zona cuyas señas de identidad son las residencias de los Wittelsbach, los numerosos palacios barrocos y la hermosa silueta de Theatinerkirche y del teatro de la ópera. Las calles que conducen a Altstadtring están repletas de cafés y tiendas de lujo. Es asimismo el centro de la vida cultural de Múnich, con numerosos teatros además de salas de conciertos y de festines en el interior de las propias residencias.
En torno a la Franz-Joseph-Platz, una majestuosa plaza con hermosos edificios neoclásicos, Odeonplatz, Maximilianstrasse, ejemplo de los planes urbanísticos del siglo XX, Salvatorplatz y Kardinal-Faulhauber-Strasse se ubica gran parte del patrimonio histórico y arquitectónico de Múnich con ejemplos como Königsbau, Palais Törring-Jettenbach, Preysing-Palais, Feldherrnhalle, la Theatinerkirche cuya apariencia italiana y su color amarillo la han convertido en uno de los símbolos de la ciudad, Salvatorkirche, Erzbischöfliches Palais o el Palais Porcia, sin olvidar las antiguas sedes ducales como Münzhof y Alter Hof, la antigua corte y primera sede de los Wittelsbach, donde se conservan numerosas calles y edificaciones medievales.
Nationaltheater (Max-Joseph-Platz) (Múnich)
»» Edificios y espacios de interés: 
»» Max-Joseph-Platz: Durante la década de 1820, Karl von Fischer y Leo von Klenze construyeron una gran plaza junto a la Residenz, flanqueándola con las monumentales fachadas de edificios neoclásicos: el Königsbau al norte, el Nationaltheater al este y el Palais Törring-Jettenbach al sur. En el centro de la plaza se alza la estatua de Maximiliano I José, el primer rey de Baviera, que promulgó la constitución bávara de 1818, la primera de Alemania. La estatua, de 1832, es de Leo von Klenze y Christian Daniel Rauch.
El edificio neoclásico del Nationaltheater (Teatro Nacional), de 1825, también de la ópera, fue construido por Karl von Fischer inspirándose en un templo griego con un interior que también responde a cánones clásicos. el gran auditorio circular está rodeado por galerías de cinco palcos, con el palco real centrado, y decorado en color púrpura, oro, marfil y azul claro. Este teatro se hizo famoso por sus representaciones de óperas wagnerianas. Al sur se alza el antiguo edificio central de Correos (Hauptpost), en el antiguo Palais Törring-Jettenbach, que mira a la plaza con su ala de 1838, creado por Leo van Klenze a imagen de la florentina Loggia degli Innocenti.
Münchner Residenz (Königsbau) (Múnich)
»» Münchner Residenz (Residenzstrasse, 1 y Max-Joseph-Platz, 3) [Web oficial]: La Residenz es una combinación de arte renacentista, barroco, rococó y clásico. Fue el palacio urbano de Múnich de duques, príncipes electores y reyes bávaros de la dinastía Wittelsbach hasta 1918. Su edificios se remontan a 1385, cuando se construyó el castillo Wasserburg (Neufeste) en la zona amurallada de la ciudad y pasó a convertirse en la lujosa sede de los soberanos, quienes lo ampliaron varias veces, llegando a construir un verdadero complejo compuesto de siete palacios a lo largo de siete patios. En el siglo XVI se le añadieron el Antiquarium y otra ala, creando el patio Grottenhof, a los que se sumaría el Kaisertor en el XVIII. Tras ser reconstruido durante el barroco y rococó, el conjunto fue rodeado en el siglo XIX por las Königsbau, realizada a imitación del florentino palacio Pitti por Leo von Klenze, y Festsaalbau, la más reciente y que fue construida entre 1837 y 1842. Fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial, quedando en pie únicamente cincuenta metros cuadrados de su superficie. Sus estancias contienen gran cantidad de cuadros, esculturas, tapices y antigüedades que fueron patrimonio de los Wittelsbach, además de otros tesoros reales.
La visita detallada de este original palacio requiere varios días. Lo primero que se admira son sus tres fachadas monumentales y los numerosos patios abiertos al público. El interior se puede visitar, como el Residenzmuseum, y está dividido en varias secciones que abren por la mañana o por la tarde. También tiene acceso independiente el Schatzkammer, el teatro Cuvillés y las colecciones de arte egipcio y de monedas.
Münchner Residenz (Múnich)
» Los patios: El patio ubicado en la Residenzstrasse posee dos entradas manieristas donde están representadas las 4 virtudes cardinales: Justicia, Prudencia, Fortaleza y Templanza. La entrada sur conduce al Kapellenhof (patio de la Capilla), flanqueado por la torre de la Residenz, de 1615. El Grottenhof (patio de la Corte) es un patio manierista proyectado por Friedrich Sustris entre 1581 y 1586 y restaurado posteriormente por Cuvilliés; en su centro contiene la fuente de Perseo realizada por Hubert Gerhard en 1595; el pórtico oriental está decorado con ornamentación de Peter Candid y Antonio Ponzano. La entrada norte da acceso al Kaiserhof, el núcleo de esta parte construido en estilo maximiliano a principios del siglo XVII. Éste lleva a su vez al monumental Apothekenhof, que limita en su fachada norte con el Festsaalbau (ala de la sala ceremonial) construida en 1835-1842. En paralelo al Antiquarium se extiende el Brunnenhof de planta octogonal con la fuente Wittelsbach de Hans Krumpper y Hubert Gerhard (1611-1623) que muestra a Otón I rodeado de personificaciones de los ríos de Baviera.
Münchner Residenzmuseum (Múnich)
» Residenzmuseum: El museo está formado por las salas de la propia residencia. Se entra en el Konigsbauhof y se inicia la visita desde la derecha de la Grüne Gallerie, planta baja, ala rococó del palacio. Las bóvedas de la Ahnengalerie (Galería de los Antepasados) están decoradas por estucos de J. B. Zimmermann realizados entre 1728 y 1730. En las paredes se exponen 121 cuadros de personajes de la dinastía Wittelsbach, desde el siglo XVIII a 1913. El Porzellankabinett, realizado por François Cuvilliés el Viejo entre 1731 y 1733, está decorado con estucos de Johann Baptist Zimmermann  y recoge porcelanas francesas y alemanas del siglo XVIII. Después se llega al Grottenhof y al al Antiquarium (sala de Antigüedades), la zona más antigua, construida en 1568-1571 para la colección de Alberto V (1550-1579) por Wilhelm Egkl y Jacopo Strada, es la sala renacentista más grande al norte de los Alpes. Fue remodelada para sala de banquetes por Friedrich Sustris en 1586-1600. Albergó la biblioteca ducal hasta 1581. La sala baja fue entonces cubierta con una bóveda de cañón que tenía 17 lunetos de ventanas. La sala estaba adornada con pinturas de Peter Candid, Antonio Ponzano y Hans Thonauer el Viejo, aunque algunas fueron inicialmente diseñadas por el propio Sustris.
Münchner Residenz (Múnich)
A la planta alta (itinerario de los museos y galerías abiertos por la mañana) se accede por la Gelbe Treppe (Escalera Amarilla), de estilo clásico, realizada en 1835 por Leo von Klenze. En ella se puede ver la 'Venus Itálica', estatua de mármol realizad por Canova en 1812. Sucesivamente aparecen la Ostasiensammlung, que reúne una colección de cerámicas chinas desde el siglo VII al XVIII, la Kurfürsten Zimmer, la Allerheilligengang, una galería decorada después de la última guerra con frescos de paisajes italianos realizados entre 1830 y 1833 por C. Rottmann, el Hofgartenzimmer, decorado con tapices de los Gobelinos, la Charlottenzimmer, la St. Georges Rittersaal, donde se conserva una maqueta de madera de la Residenz realizada por François Cuvilliés, la Reiche Zimmer, una obra maestra realizada por François Cuvilliés el Viejo entre 1730 y 1737 decorada con estucos de Johann Baptist Zimmermann y tallas de Wenzel Miroffsky, J. Dietrich y Adam Pichler; el Miniaturenkabinett y la Päpstliche Zimmer, que toma su nombre del papa Pío VI que fue huésped del palacio en 1782. Se baja por la Königin Mutter Treppe (Escalera de la Reina Madre), realizada entre 1827 y 1835 por Klenze, a la planta baja donde se abren las Nibelungensäle (Sala de los Nibelungos), realizadas por Klenze y decoradas con frescos de Julius Schnorr von Carolsfeld, entre 1831 y 1867, para comenzar el itinerario de los museos y galerías abiertos por la tarde.
Münchner Residenz (Múnich)
La Porzellankammer muestra una colección de porcelanas del siglo XVIII, de fabricación alemana, francesa e inglesa. La Hofkapelle (Capilla de la Corte) fue construida entre 1601 y 1603; los altares fueron realizados en 1748 por J. B. Zimmermann. La Paramentenkammer, realizada a principios del siglo XVII, está decorada con vestiduras y objetos religiosos de los siglos XVI al XVIII.
En la primera planta de esta zona se encuentra la Reliquenkammer con objetos de culto y relicarios alemanes e italianos de los siglos XVI al XVIII. La Staatsratszimmer (Sala del Consejo de Estado) está decorada con tapices flamencos y franceses y cerámicas de Urbino y Faenza del siglo XVI. La Hartschiersaal (Sala de Guardia) muestra en sus paredes tapices de Bruselas y en las vitrinas una colección de 3.500 piezas de platería y piezas de cristal alemanas, rusas e inglesas de los siglos XVIII y XIX. La Steinzimmer (estancias de Piedra) tiene el techo cubierto por casetones pintados por Peter Candid. La Reiche Kapelle fue realizada en 1607 por Hans Krumper; los altares (destaca el oratorio privado de Maximiliano I) y la decoración son de principios del siglo XVII.
Münchner Residenz (Altes Residenztheater) (Múnich)
» Schatzkammer: El Tesoro fue creado por Alberto V, duque de Baviera. Alberga las joyas de la casa de Wittelsbach, que se exhiben en la actualidad en la denominada Schatzkammer. Ocupa diez salas en el ala este del Königsbau. Es una de las más importantes colecciones del mundo y abarca 1000 años, desde la Edad Media hasta el clasicismo. Entre sus piezas destacan el 'Libro de las oraciones', miniado, del emperador Carlos el Calvo, un tabernáculo de Arnolfo de Carintia (hacia 890), la corona de la emperatriz Cunegunda realizada en Metz hacia el año 1020, un relicario de la Cruz de Enrique II (1020), una estatua de san Jorge a caballo (1597) que es una obra maestras de oro y piedras preciosas, banderas y escudos de armas de los reyes de Baviera del siglo XIX y distintos objetos de oro del Renacimiento.
Palais Törring-Jettenbach (Múnich)
» Altes Residenztheater [Web oficial]: Es el teatro rococó conservado más hermoso de Europa. Diseñado en 1751-1753 por François de Cuvilliés junto a Johann Baptist Straub y Johann Baptist Zimmermann, aún conserva las tallas en madera doradas y rojas de sus palcos, la galería Real y el proscenio. Fue el escenario donde se estrenó en 1781 'Idomeo', de Mozart. Destruido durante la II Guerra Mundial, el teatro fue reconstruido en el Apotekenhof utilizando los restos de tallas originales.
»» Palais Törring-Jettenbach (Residenzstrasse, 2): El palacio barroco construido originalmente en este lugar desentonaba con el estilo neoclásico, que inspiraba el nuevo plan urbanístico de la Max-Joseph-Platz, la nuevo ala de la Königsbau y el teatro de la ópera. Luis I encargó a Leo von Klenze en 1835-1838 la reconstrucción del palacio, ampliándolo y creando una fachada basada en la del Ospedale degli Inoccenti de Florencia. La entrada barroca se relegó al interior, al igual que dos de las nueve esculturas de Johann Baptist Straub. Su nueva galería porticada se pintó de color ocre en contraste con los muros rojos del fondo. Actualmente alberga una de las oficinas principales de correos.
Eilles-Hof (Múnich)
»» Eilles-Hof (Residenzstrasse, 13 y Theatinerstrasse, 40-42): Entre la Residenzstrasse, Perusastrasse y Theatinerstrasse, se extiende una red de estrechas callejuelas llenas de pequeñas tiendas y cafés. La tranquilidad imperante se interrumpe tan sólo por las melodías de los músicos ambulantes. Uno de los patios es el Eilles-Hof, de mediados del siglo XVI y que pertenecía a un monasterio. Es una peculiaridad histórica entre los centros comerciales Múnich. Su jardín está hoy rodeado por arcos apuntados con balaustradas tardogóticas. Es uno de los últimos patios porticados medievales de la ciudad; fue restaurado a partir de 1560.
Preysing-Palais (Múnich)
»» Preysing-Palais (Residenzstrasse, 27): El conde Johann Maximilian von Preysing-Hohenschau construyó el primer palacio rococó muniqués entre Theatinerstrasse y Residenzstrasse, calles que conducen a Odeonplatz, detrás de la Feldherrnhalle. Fue diseñado por el arquitecto de la corte Joseph Effner y construido en 1723-1728. Se utilizaron fórmulas nuevas para las tres partes del palacio. Por primera vez unas exuberantes molduras cubrieron toda la fachada enmascarando las tres divisiones del edificio. El elemento barroco más hermoso es la gran escalera del centro del ala norte. Actualmente tiene acceso por un pasadizo interior que en le pasado fue un vestíbulo y hoy está lleno de tiendas. La escalera tiene una barandilla decorativa y está sustentada por cariátides; sus paredes están ricamente estucadas. Ningún otro palacio tardobarroco conservado mantiene un interior tan bien cuidado.
Feldherrnhalle (Múnich)
»» Feldherrnhalle (Residenzstraße, 1 - Odeonplatz): La Casa de los Mariscales de Campo fue construida ente 1841 y 1844 por Friedrich von Gärtner, a instancias del rey Luis I de Baviera, en el emplazamiento de la Schwabinga Tor. Está inspirada en la famosa Loggia dei Lanzi de Florencia. Es un edificio abierto de 20 m de altura con una arquería triple a la que se accede por una escalera central. Las estatuas de leones que flanquean la escalera fueron realizados por Wilhelm Ruemann en 1905. En su interior se pueden apreciar estatuas de líderes militares como el conde de Tilly, un afamado militar de la Guerra de los Treinta Años, y del conde Johan Karl Phillip von Wrede, mariscal en tiempos de Napoleón. También hay un monumento alegórico en honor al ejército de Ferdinand von Miller el joven, de 1892. El Feldherrnhalle fue escena de una confrontación entre la policía bávara del estado y un marco ilegal organizado al lado de seguidores de Adolfo Hitler, sucedido el domingo por la mañana del 9 de noviembre de 1923, el llamado 'Putsch'.
Theatinerkirche (Múnich)
»» Theatinerkirche (St. Kajetan) (Theatinerstraße, 22) [Web oficial] (actualmente en obras de rehabilitación): La Theatinerkirche, o iglesia de los Teatinos y San Cayetano (Theatinerkirche St. Kajetan) fue construida entre los años 1663 y 1690 en en estilo barroco tardío italiano y fundada por el elector Fernando I María y su mujer, Enriqueta Adelaida de Saboya. Debe su nombre a los padres teatinos, quienes durante el año 1675 hasta 1801 estuvieron a cargo de la iglesia. La iglesia se levantó en estilo barroco tardío italianizante, en la línea de San Andrés della Valle de Roma. Fue proyectada por el arquitecto italiano Agostino Barelli, inspirado en Sant' Andrea della Valle de Roma. Su sucesor, Enrico Zuccalli, añadió dos torres que no estaban en el proyecto original, diseñó el interior y terminó la cúpula en 1690. La fachada rococó fue acabada en 1768 por François de Cuvilliés y su hijo. Su apariencia italiana y su color amarillo la han convertido en uno de los símbolos de la ciudad y han tenido mucha influencia sobre la arquitectura del barroco en el sur de Alemania.
Theatinerkirche (Múnich)
Una rica decoración interior en estuco de un blanco brillante contribuyen a la luminosidad del espacio interior. La decoración de estuco es obra de Nicolo Petri (1685-1688) y Wolfgang Leutner fue responsable de las figuras de estuco. El gran púlpito negro es obra de Andreas Faistenberger (1686). Los altares tienen pinturas de Gaspar de Crayer (1646), Carlo Cignani, George Desmareés y Joachim von Sandrart. Balthasar Ableithner esculpió las estatuas de San Marcos y San Juan. El altar mayor aparece flanqueado por columnas con fuste retorcido, llamadas salomónicas. El órgano procede de los talleres de la firma Eisenbarth y fue bendecido en 1961. Una pequeña capilla alberga las tumbas de Maximiliano II, rey de Baviera (1811-1864) y su esposa María de Prusia (1825-1889). En la cripta se encuentran los sepulcros de otros miembros de la familia Wittelsbach, entre ellos los fundadores de la iglesia y Otón I de Grecia, fallecido en 1867.
Salvatorkirche (Múnich)
»» Salvatorkirche (Salvatorplatz, 17): La iglesia de San Salvador se construyó en un año, 1493-1494, por Lucas Rottaler, el introductor del gótico en Múnich. Su elegancia recae en la combinación de ladrillo, piedra y terracota, su intrincada bóveda de crucería y en la delicada división de sus muros. El conjunto se complementa con una torre coronada por un chapitel y, sobre la puerta norte, todavía se ven restos de frescos tardogóticos. En 1829 Luis I donó la iglesia a la comunidad ortodoxa. El iconostasio situado al final de la nave es románico, y la combinación de elementos góticos con mobiliario griego ortodoxo crean un efecto único. Una placa sobre un muro exterior cita a todos aquellos difuntos que descansan en su cementerio, entre ellos el pintor Hans Mielich, el compositor Orlando de Lasso y los arquitectos François de Cuvilliés y Johann Baptist Gunetzrhainer.
Literaturhaus (Múnich)
»» Literaturhaus (Salvatorplatz, 1) [Web oficial]: Creada en 1997 en un edificio que hasta principios del siglo XX acogía el mercado muniqués. En 1887 se construyó una gran escuela diseñada por el arquitecto Friedrich Löbel, con una planta baja abierta donde se situó el mercado hasta 1906. En 1993 el edificio, destruido parcialmente durante la II Guerra Mundial, se rehabilitó y volvió a inaugurarse como Literaturhaus. La construcción actual combina hábilmente el estilo original de sus plantas bajas con una ligera estructura de acero y cristal que cubre la parte superior. Actualmente es la sede de instituciones literarias en las que se organizan conferencias además de lecturas, conciertos y recepciones. Parte de la planta baja se reserva para exposiciones temporales y en la primera se encuentra la biblioteca. Destaca su café literario, decorado con una instalación del artista Jenny Holzer.
»» Palais Neuhaus-Preysing (Prannenstrasse, 2): Construido en 1737 probablemente por Carlos Alberto von Lespilliez, se le añadió más tarde un pequeño ático de estilo neoclásico. El edificio que ha sido propiedad del Hypeo Vereinsbank, fue destruido por completo durante la II Guerra Mundial, aunque se conservó parte de la fachada. En 1956-1958 se restauró. En la misma calle se hallan otros dos palacios tardobarrocos, probablemente proyectados también por Lespilliez: el palacio Seinsheim en el número 7, edificado en 1764, y el palacio Gise en el número 9, construido en 1765.
Erzbischöfliches Palais (Múnich)
»» Erzbischöfliches Palais (Kardinal-Faulhauber-Strasse, 7): Este palacio, también llamado Plais Holstein, estructurado en torno a un patio, fue un encargo del elector Carlos Alberto a François de Cuvilliés el Viejo, quien lo construyó entre los años 1733 y 1737. En 1821 se convirtió en la sede arzobispal de Múnich y Freising, y es el único palacio urbano de Cuvilliés que se conserva. Su fachada está flanqueada por pilastras de hermosas molduras y con un tímpano que contiene el blasón del conde von Holstein, el hijo ilegítimo de Carlos Alberto, con una banda que cruza su escudo de armas indicando su bastardía. Sobre la puerta de esntrada se representa en bajorrelieve a la 'Virgen' rodeada de querubines. El interior se terminó hacia 1735 por Johann Baptist Zimmermann y constituye uno de los ejemplos de decoración barroca más hermosos de la ciudad. El patio alberga una escultura de 'venus', de Johann Baptist Straub.
 Palais Porcia (Múnich)
»» Palais Porcia (Kardinal-Faulhauber-Strasse, 10): El palacio Porcia fue el primero de estilo barroco italiano de cuatro alas de Múnich. Enrico Zuccalli construyó la mansión en estilo barroco italiano en 1693-1694 por encargo de la familia Fugger. La fachada está inspirada en la del Palazzo Odescalchi de Roma, de Bernini. Su planta baja, dividida en una puerta con columnas, sirve de base a otras dos separadas por pilastras.  En 1710 fue comprado por el conde Törring y en 1731 por el elector Carlos Alberto para su amante, la condesa Porcia. El interior se reformó en estilo rococó bajo un proyecto de François de Cuvilliés y con la participación de Johann Baptist Zimmermann; la balaustrada de los balcones fue reemplazada por una reja ornamental. En 1819 lo adquirió el Museo de la Sociedad Literaria y, en 1820, Leo von Klenze le añadió un amplio salón de baile y una sala de conciertos. Durante el siglo XX se convirtió en escenario habitual del ambiente musical de la ciudad y en 1934 fue adquirido por por el Bayerische Hypotheken un Wechselbank. Los bombardeos de 1944 destruyeron su interior rococó, aunque en 1952 se restauró su vestíbulo. En 2008 recibió el premio Fassadenpreis der Landeshauptstadt München por la restauración ejemplar de su fachada.
Münzhof (Múnich)
»» Münzhof (Hofgraben, 4): Dos son las sedes ducales de Múnich asociadas a Alberto V. Alter Hof y Neuveste (del siglo XIX y hoy desaparecida), ambas separadas por unas caballerizas. Bajo el diseño del arquitecto Bernard Zwitzel de Augsburgo, fueron construidas por Wilhellm Egkl. El patio se rodeó de una galería porticada de tres pisos que albergaba las caballerizas y las cocheras, la biblioteca de Alberto V y algunas de las primeras colecciones de arte de Europa.
Pese a la influencia del Renacimiento italiano, el edificio muestra una apariencia original. Al reconstruirse en el siglo XIX para albergar la Casa de la Moneda, se le añadió una fachada neoclásica en su flanco este, y otra en la cara norte de estilo maximiliano.
'Torre del Mono' en Alter Hof (Múnich)
»» Alter Hof (Burgstrasse, 8): La primera residencia fortificada de los Wittelsbach (de Luis II) se levantó en 1253-1255 dentro del recinto amurallado, con el propósito de protegerse no sólo de posibles invasores, sino también de las revueltas internas. La Antigua Corte (Alter Hof) fue residencia imperial durante el reinado (1328-1347) de Luis IV de Baviera, durante su reinado en el Sacro Imperio Romano Germánico. En la segunda mitad del siglo XIV se comenzó la construcción de una residencia más amplia a la que se trasladaría la corte. Desde ese momento Alter Hof pasó a ser la sede administrativa de la ciudad. Esta deliciosa residencia es una extraña muestra de arquitectura medieval. El ala oeste, que conserva su carácter gótico original, termina en una caseta de guardabarrera decorada con los blasones de la dinastía Wittelsbach. Destaca por su originalidad la ventana salediza conocida 'Torre del Mono'. Cuenta la leyenda que, siendo un bebé Luis IV, un mono de la colección de animales de la corte se lo llevó hasta lo alto de la torre, y hasta transcurridas horas no se consiguió que lo retornase a su lugar.
Marstall (Múnich)
»» Marstall (Marstallplatz, 4): La obra principal de Leo von Klenze en la Residenz fueron la Caballerizas reales (1817-1822), cuya construcción está inspirada en la arquitectura palacial del Renacimiento y el barroco. Las ventanas semicirculares están coronadas con medallones con cabezas de caballos, mientras que las columnas de la entrada los están por los bustos de Cástor y Pólux, hijos de Zeus que eran magníficos jinetes. Los relieves que hay sobre las puertas, de Martin von Wagner (1821), describen las escenas épicas de la batalla entre lapitas y centauros. Este edificio alberga actualmente el Marstalltheater, escenario experimental cuyas actuaciones habitualmente combinan el teatro, la danza y la música.
»» Otras entradas de Múnich en el blog: » Múnich: Núcleo histórico » Múnich: Al sur de la Ciudad Vieja » Múnich (Alemania): Zona Universitaria » Múnich: Alrededores del río Isar » Múnich: Barrio de los Museos » Múnich: Schloss Nymphenburg 
»» Bibliografía: » Múnich y Baviera (El País Aguilar) » Alemania (Guía Total) (Anaya Touring Club) » Guía de Múnich (Editorial Escudo de Oro) » Alemania (El País Aguilar) » Folletos turísticos de Múnich
»» Enlaces» München (Web oficial) » Múnich (Alemania Turismo) » Guía de Múnich » Múnich (Guía de Alemania) » Múnich (Allworldguides) » Múnich (Aviewoncities, en inglés) » Muniqueando

No hay comentarios: