07 agosto 2010

Monschau (Alemania)

Vista de Monschau (Alemania) y el río Ruhr
Monschau es una ciudad histórica de Alemania, en la región de Renania del Norte-Westfalia, situada en las colinas del Eifel Septentrional, en el Naturpark Hohes Venn (Parque Natural de Eifel) en el estrecho valle del río Ruhr, a apenas 2 km de la frontera belga. Históricamente conocido como Montjoie, el nombre fue cambiado a Monschau en 1918 por un decreto de Guillermo II, emperador de Alemania.
El centro histórico de la ciudad no fue destruida en la Segunda Guerra Mundial, razón por la cual sus estrechas calles alineadas con multitud de casas de madera se conservan casi intactas. Ello, junto con las vistas del pequeño río Ruhr o el fascinante panorama de las colinas circundantes, la convierten en una atracción turística popular hoy en día. La ciudad entera está dedicada al turismo, repleta de hoteles, restaurantes, cafeterías y tiendas de recuerdos.
La población es famosa también por sus 'Montjoier Düttchein', una especie de cruasanes, por las galletas Printen y por su excelente mostaza.

Vista de Monschau (Alemania) y restos del castillo medieval
»» Un poco de historia
Mencionada por primera vez en 1198, Montjoie desarrollado en torno a su castillo (construido en el siglo XIII). Desde 1433, el castillo se convirtió en la sede de los duques de Jülich. La ciudad fue sitiada y saqueada por el emperador Carlos V de Habsburgo en 1543 (batalla de Geldern). Sin embargo, el castillo quedó en posesión del ducado de Jülich hasta 1609, momento en el que pasó a formar parte del Palatinado-Neuburg. En 1543 el emperador Carlos V lo sitió durante la batalla de Geldern, la capturaron y saquearon la ciudad. Sin embargo, el castillo quedó en posesión del ducado de Jülich hasta 1609, momento en el que pasó a formar parte del Palatinado-Neuburg.
En 1795, la región fue anexada por Francia, como parte del departamento de Roer (con Aachen como capital). Concedido a Prusia por el Congreso de Viena en 1815, la ciudad pasó a ser la capital del distrito de Montjoie (Kreis Montjoie en alemán). Hasta el siglo XIX, la economía de la región dependía de la industria textil que ya había surgido tres siglos antes. Durante la Primera Guerra Mundial se argumentó que la entonces Montjoie debería ser anexada a Bélgica, ya que históricamente fue un área valona que había sido germanizada por los prusianos. En 1918 un decreto imperial de Guillermo II, cambió el nombre de la ciudad por el de Monschau.
En 1972 la ciudad fue ampliada con los municipios independientes de Höfen, Imgenbroich, Kalterherberg, Konzen, Mützenich y Röhren. Hoy en día, Monschau pertenece al distrito de Aachen (Aquisgrán).
Rote Haus (Monschau) (Alemania)
»» Espacios de interés:
Monschau no tiene atracciones individuales específicas. Lo que le da su encanto son sus calles estrechas rodeadas de pintorescas casas de muro de entramado de madera a lo largo del río Ruhr y entre las colinas circundantes. Es interesante el molino de agua cerca del Markt (plaza del mercado). La mayor parte del castillo medieval (Schloss) está en ruinas, excepto un albergue juvenil que ahora ocupa el edificio de la parte superior. Parte de las antiguas murallas y muchas torres de defensa se pueden observar alrededor de la ciudad, sobre todo en las colinas.
En el centro de la ciudad destaca la Rote Haus ("Casa Roja"), una enorme casa de estilo barroco que perteneció a una familia noble local y que actualmente es museo. Cuatro de los ocho niveles se pueden visitar, y de hecho son bastante suntuosas. La primera sala de la izquierda al entrar se llena de pinturas en 'trompe l'oeil', en trampantojos (los cuadros pintados sobre la pared no son reales). Hay otros trompe l'oeil en la imitación del mármol de la escalera.
»» Otros aspectos:
Los habitantes de Monschau están orgullosos de la conservación de un elemento muy representativo de la región: las galletas Printen, una especialidad típica y originaria de Aachen (Aquisgrán), milenaria ciudad que se encuentra a 10 kilómetros de distancia. La mezcla básica de harina, huevos y azúcar incluye también canela, anís, cardamomo y otras especias,  con pimienta y jengibre. Las galletas pueden encontrarse en casi todas las confiterías y panaderías de la ciudad. Una tradición que se ha conservado es la manera de preparar la masa antes de meterla al horno. Cuando empezaron a fabricarse las galletas era muy común usar moldes con motivos religiosos, algo muy común sobre todo en el siglo XIX. Más tarde, las galletas se hacían con motivos militares. Con la llegada de nuevos y exóticos ingredientes de ultramar, aumentó la diversidad de sabores. Las había con nueces, con almendras o marzipán (mazapán), pero también podían tener cobertura de chocolate o azúcar glaseada.
Otra especialidad de Monschau es la mostaza. Desde hace cuatro generaciones, el complemento perfecto para acompañar la salchicha en Alemania se produce aquí. La histórica fábrica de mostaza Monschau cuenta con más de un siglo de antigüedad.
También cuenta con una larga tradición en Monschau la fabricación del vidrio de todo tipo de objetos, desde vasos, platos y tazas hasta una infinidad de pequeñas miniaturas, elaboradas por las manos y las técnicas de los maestros vidrieros, desde el vidrio incandescente hasta su moldeado y enfriamiento [Fuente: Deutsche Welle].
»» Fuente del texto: » Monschau en Wikipedia » Monschau en Eupedia's Germany Guides » Monschau en Deutsche Welle
»» Enlaces: » Monschau (oficial) » Naturpark Hohes venn Eifel

No hay comentarios: