26 febrero 2015

Milán: Quadrilatero della Moda

Vía Manzoni (Milán)
El llamado Quadrilatero della Moda, delimitado por las calles Monte Napoleone, Via della Spiga, Via Manzoni y Via del Gesú de la ciudad de Milán (muchas veces esos límites se consideran hasta el más grande Corso Venezia), es considerado el epicentro europeo de la alta costura y destacado destino de los fanáticos de los viajes de compras. Milán, junto con París y Nueva York, es actualmente uno de los tres grandes centros mundiales productores de moda.
Valentino, Versace, Gucci, Dolce & Gabbana, Prada, Channel, Gianfranco Ferré, Kenzo, Christian Dior, Hermes, Roberto Cavalli, Zegna, Vuitton, Ferragamo, Armani y otras marcas se suceden una tras otra en las tiendas instaladas en estas calles.
En este barrio, además de las tiendas de algunos de los diseñadores de moda más famosos del mundo, pueden verse grandes residencias aristocráticas neoclásicas, como el Palazzo Melzi di Cusano, construido en 1839 en la Via Montenapoleone. La Via Bigli está flanqueada por palacios de los siglos XVI y XVIII, con patios porticados. Además, hay otras calles muy conocidas como Via Santo Spirito, Via Bagutta o Via Borgospesso.
Esta zona de Milán tradicionalmente ha sido aristocrática. Ya desde el siglo XV el duque de Milán, Ludovico el Moro, había establecido su residencia justamente en lo que ahora es Montenapoleone; hacia el siglo XIX esta área fue escenario de reuniones sociales de las más refinadas familias milanesas, y durante el siglo XX fue evolucionando hacia lo que es actualmente.

Vía Manzoni (Milán)
»» Edificios y espacios de interés:
» Vía Manzoni: Esta calle se llamó en otro tiempo Corsa del Giardino (carrera del Jardín) por sus muchos parques, y adquirió su nombre actual en 1865 cuando murió el gran novelista italiano Manzoni. Debe su aristocrática apariencia a los palacios patricios y al Teatro alla Scala, que estimuló la apertura de cafés elegantes. En el número 6 se encuentra el decimonónico Palazzo Brentani, decorado con medallones con bustos de personajes ilustres. En el número 10 está el Palazzo Anguissola (1775-1778) que ahora contiene el archivo histórico de la Banca Commerciale Italiana. El número 12, otro edificio decimonónico, es el famoso Museo Poldi Pezzoli, y en el número 29 está el Grand Hotel et de Milan (1865), donde murió Giuseppe Verdi en 1901.
Cerca del final de la Via Montenapoleone se alza el monumento de Aldo Rossi a Sandro Pertini (1990), antiguo presidente de la República Italiana; junto a él se halla el Palazzo Gallarati Scotti (en el número 30), construido a principios del siglo XVIII. Enfrente, la Via Pisono conduce a los restos del claustro del siglo XV del monasterio de Umiliate di Sant'Erasmo, ahora parte de un edificio moderno. En el último tramo se alza el diociochesco Palazzo Borromeo d'Adda, que era un centro de artistas y literatos frecuentado por Stendhal.
Museo Poldi Pezzoli (Milán)
» Museo Poldi Pezzoli (Vía Manzoni, 12) [Web oficial] [Más info y fuente: Wikipedia]: Nació como colección privada de Gian Giacomo Poldi Pezzoli y de sus predecesores, en particular de su madre, Rosa Trivulzio. Poldi Pezzoli murió en 1879, a la edad de 57 años, habiendo legado en el testamento la casa y las obras de arte en ella contenidas a la Academia de Brera. La administración y la dirección se confiaron a Giuseppe Bertini, pintor, coleccionista y viejo amigo, y Director de la Academia de Brera. Éste inauguró el nuevo museo oficialmente en el año 1881. El edificio, un ejemplo singular de residencia aristocrática milanesa de finales del siglo XIX, contiene una bella colección de pintura, escultura, armaduras, tapices, cristal y telas. El museo sufrió daños irreparables durante la Segunda Guerra Mundial. Las obras se preservaron porque fueron puestas a salvo antes de los bombardeos, pero vidrieras, estucos y tallas se perdieron para siempre. La posterior restauración buscó reponer en la mayor medida posible aquel antiguo esplendor. Se reabrió en 1951.
Entre las obras más destacadas de la colección pictórica del museo se exponen las de Sandro Botticelli ('Virgen del libro', 1480-1481, 'Piedad', 1495), Fra Filippo Lippi ('Piedad, 1437-1439), Giovanni Antonio Boltraffio ('Virgen con Niño'), Piero della Francesca ('San Nicolás de Tolentino'), Antonio del Pollaiolo ('Retrato femenino'), Rafael ('Crucifijo'), José de Ribera ('Retrato de un joven misionero jesuita', 1638),  Canaletto ('Capriccio con rovine'), Francesco Guardi ('Góndolas en la laguna'), Lorenzo Lotto ('Virgen con Santos', 'Santa Catalina de Alejandría'), Vincenzo Foppa ('Retrato de Francesco Brivio'), Andrea Mantegna ('Virgen con Niño') o Giovanni Battista Moroni ('El caballero vestido de negro').
Museo Bagatti Valsecchi (Milán)
» Museo Bagatti Valsecchi (Vía Gesú, 5) [Web oficial]: Los hermanos Fausto y Giuseppe Bagatti Valsecchi fueron protagonistas de la vida cultural y artística de la rica aristocracia de Milán del siglo XIX. Juntos idearon el proyecto de construir una casa inspirada en palacios señoriales del Cinquecento lombardo, decorada con objetos y muebles renacentistas italianas. Para esto, ampliaron el palacio de familia (ahora sede del Museo) y en 1883 se inauguró la fachada que da a Via Santo Spirito.
El proyecto de los hermanos Bagatti Valsecchi era único porque daba vida a un conjunto armónico, donde el palacio, las decoraciones fijas (techos, chimeneas, frisos...) y los preciosos objetos de arte renacentista (como las tablas de Giovanni Bellini, Gentile Bellini, Giampietrino, Zenale.) que habían coleccionado contribuían en la misma medida a crear fielmente un ambiente renacentista. El museo, inaugurado en 1994, fue diseñado como una casa particular, no como un museo propiamente dicho, y ofrece todo tipo de comodidades.
Su interior está dividido en varias galerías, habitaciones y salones, cada uno de ellos minuciosamente decorados en tonos renacentistas, como el salón Bevilacqua o a la bella Sala del Fresco.
En las salas se exponen tapices, cerámica, objetos de marfil, armas e importantes cuadros, como la elegante 'Santa Giustina' (hacia 1475) de Giovanni Bellini, algunos paneles de Bernardino Zenale y un políptico de Giampietrino. La biblioteca, con sus valiosos pergaminos del siglo XV y los tarros de farmacia de porcelana de los siglos XVI y XVII, fue diseñada por el restaurador italiano Luigi Cavenaghi.
En el curioso dormitorio Valtellinese hay una magnífica cama del siglo XVI con escenas del 'Antiguo Testamento' y un Viacrucis labrados en el armazón. La Sala de la Stufa Valtellinese también es interesante, con un panel de madera del siglo XVI. En la Camera Rossa puede verse una pequeña colección de muebles infantiles de los siglos XV al XVII. En el comedor hay una colección de utensilios de cocina, tapices y aparadores. 
Archi di Porta Nuova y Via Manzoni (Milán)
» Archi di Porta Nuova: Esta puerta de la ciudad, restaurada en 1861, es una de las dos que quedan de la antigua muralla medieval. Su construcción comenzó en 1171 basándose en la Porta Romana, de la que se utilizaron algunos materiales. La parte interna, en la Via Manzoni, está decorada con copias de tumbas romanas del sigloI, mientras que la externa, que da a la Piazza Cavour, exhibe un tabernáculo decorado con 'La Virgen y el Niño con los santos Ambrosio, Gervasio y Protasio' (1330-1339).
Frente a la plaza está el Palazzo dei Giornale (en el número 2), construido en 1942 como sede central del periódico Il Popolo d'Italia y decorado con bajorrelieves de Mario Sironi. La plaza está enmarcada por los Giardini Pubblici, frente a los cuales hay un monumento a Cavour (1865) de Odoardo Tabacchi.
» Museos dedicados a la historia de Milán: Varios museos, conocidos colectivamente como Civiche Raccolte Storiche, están dedicados a la historia de Milán. El Palazzo Morando Attendolo Bolognini (Via Sant'Andrea 6) aloja el Museo di Milano y el Museo di Storia Contemporanea. El primero cuenta con pinturas y documentos de la antigua ciudad y de sus habitantes célebres, y el segundo conserva recuerdos de las dos guerras mundiales. En el citado palacio está también el Ciico Museo Marinaro Ugo Mursia, un museo náutico. El Museo del Risorgimiento, en el Palazzo Moriggia (Via Borgonuovo, 23), cubre la historia del movimiento de la unificación italiana desde finales del siglo XVIII hasta la anexión de Roma, en 1870.
»» Otras entradas de Milán en el Blog:  » Milán: El legado histórico (1) » Milán: El legado histórico (2) » Milán: Centro histórico » Milán: Barrio de Brera
»» Bibliografía: 'Milán y los lagos' (Guías Visuales El País Aguilar). Folletos turísticos varios.
»» Otros enlaces: » Monumentos en Milán » Milán (Wikipedia) » Sobre Milán » Museos de Milán » Cuadrilátero de la Moda (Nozio) » Quadrilatero della Moda Milán (Viaje)
»» Otros entradas de Milán en el blog » Centro histórico » Barrio de Brera » El legado histórico (1) » El legado histórico (2)

1 comentario:

Daniel Prado dijo...

Para mí Milán es una de las ciudades que me más me ha gustado, ya que está llena de encanto, cultura e historia, a mí vuelta me he currado una mini-guía de viajes....

Os dejo el enlace, ya que supongo que le pueda venir bien a algún lector.

Guía turística de Milán

Saludos