26 diciembre 2016

Heidelberg Schloss (Alemania)

Schloss Heidelberg (Alemania)
Uno de los monumentos más famosos de Europa, las ruinas románticas del Heidelberg Schloss (Alemania) han atraído a los visitantes desde el siglo XIX. Su historia, su arquitectura y un emplazamiento único en la parte alta de la ciudad han convertido el imponente castillo en uno de los monumentos conmemorativos más famosos del mundo. Sobre el terreno de una fortaleza medieval, se alzan aún hoy, muy por encima de las estrechas callejuelas y del pintoresco laberinto de tejados del casco antiguo de la ciudad, las majestuosas ruinas del castillo, únicas e increíblemente hermosas. Durante cinco siglos residieron en él los príncipes electores del Palatinado pertenecientes a la casa Wittelsbach. El edificio más antiguo todavía visible es el ala Ruprecht, con su magnífica chimenea renacentista. El edificio mejor conservado es el ala Friedrich, cuya fachada con estatuas de los electores es una galería de retratos ancestral.
El castillo se encuentra sobre la ladera septentrional del Königstuhl y domina la vista de la ciudad vieja. Se llega por una estación intermedia del funicular Heidelberger Bergbahn que parte desde el Kornmarkt. En su interior alberga el Museo Alemán de Farmacia y el curioso Barril Grande (Grosses Fass). Cada año hay espectáculos populares, como los Schlossfestspiele, los Festivales de Teatro del Castillo.

Bibliothek, Ruprechsbau y Torturm (Heidelberg Schloss)
»» Heidelberg Schloss (Schlosshof, 1) [Web oficial]: El castillo de Heidelberg (Alemania) es en realidad un vasto complejo residencial que fue construido y ampliado varias veces entre los siglos XIII y XVII. este castillo gótico bien fortificado, hoy casi totalmente en ruinas, fue la sede de los palatinos de los Wittelsbach. Construido como una fortaleza con torres, casamatas y fosos en torno a 1300, este castillo ubicado en lo alto por encima de la ciudad se convirtió durante más de cuatrocientos años en un símbolo del poder feudal de los Electores Palatinado de la época. En 1537, un rayo destruyó el castillo superior. Después de su remodelación el castillo se convirtió en una de las residencias renacentistas más bellas de Alemania. Un esplendor que perdería tras la Guerra de los Treinta Años y la guerra de 1689 contra Francia, durante las cuales fue destruido casi por completo. A mediados del siglo XVIII (1764) sufrió otro gran incendio, lo que le llevó al definitivo estado de ruina cuando todavía estaba en proceso de reconstrucción. Sin embargo, todo lo que queda se impone por su grandiosidad y belleza. Se puede subir desde el Kornmarkt con el funicular o por la larga escalinata.
Grosses Fass (Heidelberg Schloss)
Pasado el ingreso, se recorre a la izquierda el Stückgarten, antiguo terraplén para la artillería, cerrado por las altas murallas que se alargan a la izquierda en un bastión redondo, Rondell, desde el que hay un mirados sobre la ciudad. Al fondo se alza el Dicker Turm, torreón de 30 m de diámetro, medio mocho y demolido, que fue construido en 1533. Hacia el este se extiende el vastísimo Hortus Palatinus, jardín a la italiana aterrazado en tiempos de Federico V, entre 1616 y 1619.
A través de la cuadra Torturm ('Torre de la Portada'), de 1530 aproximadamente, se accede al patio interior, magnífico escenario renacentista. Haciendo el recorrido por la izquierda se encuentra primero el Ruprechsbau, construido hacia 1400 por un constructor de Frankfurt y cuya estructura es la más antigua que se conserva del castillo. Sigue la Bibliothek, de 1540 aproximadamente, después del Fassbau, bodega construida entre 1583 y 1592, con una enorme cuba, la popular Grosses Fass, construida en 1751 con una capacidad de 220.000 litros y tan grande como un edificio de dos plantas. Fue construida para contener la cantidad de vino tradicionalmente entregada como tributo a los electores. La cuba más antigua, de 1664, la Kleine Fass, tiene una capacidad de 45.000 litros.
Friedrichsbau (Heidelberg Schloss)
En el lado norte se extiende el Friedrichsbau, palacio renacentista mandado construir por Federico IV entre 1592 y 1610 y por tanto uno de los más modernos del castillo. El interior alberga estatuas de los Wittelsbach, entre ellos Carlos el Grande. La parte superior de las buhardillas y el tejado son una infeliz reconstrucción realizada entre 1897 y 1900. Bajo este edificio una galería lleva a Altan, una gran terraza limitada por la parte posterior del Friedrichsbau y, a la izquierda, por el Frauenzimmerbau ('Edificio de las Damas'), mandado construir por Federico V entre 1610 y 1632, y por el Englischer Bau, cuyas imponentes ruinas son los restos del edificio del siglo XVII que mandó construir el propio Federico V para su esposa Isabel Estuardo. De este magnífico jardín, que contaba con fuentes, grutas, laberintos, invernaderos y pabellones, sólo queda las murallas y las terrazas. Aún así, vale la pena explorarlo por la belleza de sus árboles y sus espléndidas vistas. A la derecha limitan la Gläserner Saalbau y el Glokerturm, torre angular de 1549. De vuelta en el patio se continúa el recorrido tras el paso del Altan. En el ángulo noreste se alza la Gläserner Saalbau ('Sala de los Espejos'), de mediados del siglo XVI, que imita los palacios italianos con galerías; a este edificio está unida la redonda torre campanario Glockenturm, del siglo XIII.
Ottheinrichsbau (Heidelberg Schloss)
En el lado este se halla la joya del castillo, el Ottheinrichsbau, palacio mandado construir por el príncipe elector Otón Enrique, entre 1556 y 1559. Es la obra maestra del renacimiento alemán, exuberante de ornamentación, debida al flamenco Alexander Colin de Malinas. Cierra el recorrido el Soldatenbau, que conserva la Brunnenhalle ('Sala de la Fuente'), de estilo gótico flamígero; la logia incorpora columnas del románico temprano tomadas del palacio de Carlos el Grande en Ingelheim. En el Ottheinrichsbau se ha instalado el Deutsches Apotheken Museum, Museo de Farmacia con valiosos muebles del siglo XVIII y una colección de antiguas recetas. La Apotheker Turm alberga un laboratorio de alquimia. La torre Pulverturm ('Polvora'), del siglo XIV, fue erigida durante el reinado del elector Ruperto y formaba parte de las las defensas del castillo.
»» Otras entradas de Heidelberg en el blog: » Heidelberg (Alemania)
»» Oficina de Turismo de Heidelberg: » Pavillon am Hauptbahnhof
»» Bibliografía: » Alemania (Guía Total Anaya Touring» Alemania (Guías visuales El País Aguilar) » Alemania (Guías Audi National Geographic) » Heidelberg am Neckar (Edm. von König) » Deutschland (Baedecker, Allianz Reiseführer)
»» Enlaces: » Heidelberg (Web oficial) » Heidelberg (Germany Travel) » Tourism Heidelberg » Heidelberg (Guías Viajar) » Heidelberger Schloss (Wikipedia, alemán)
Heidelberg Schloss y Alte Brücke (Heidelberg - Alemania)

No hay comentarios: