31 agosto 2015

Székesfehérvár (Hungría)

Székesfehérvár (Hungría)
Székesfehérvár (Hungría), pronunciado /Sikesh-fegir-var/, es la capital del condado de Fejér y de la región de Transdanubio Central, y es la novena ciudad más poblada del país. Las empedradas calles peatonales del casco antiguo de Székesfehérvár acogen un sinfín de edificios de relevancia histórica y religiosa. Fue durante 500 años la sede de la iglesia donde se coronaba a los reyes de Hungría y el sarcófago de su primer rey cristiano, san Esteban, sigue aquí. El barrio de la ciudad vieja fue reconstruido en el siglo XVII, después de la salida de las tropas turcas. Casi todas las viviendas fueron edificadas en el estilo barroco, pero se conservó la topografía medieval de la ciudad. Como una de las últimas plazas fuertes del ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial, sorprende que los edificios medievales y barrocos de Városház tér, la plaza central, sigan en pie, más aún cuando todo lo que les rodeaba fue destruido por completo, de ahí el carácter anodino del resto de la ciudad.
El nombre húngaro significa 'castillo' (vár) 'blanco' (fehér) 'de la sede' (szék). Székesfehérvár, que en la Edad Media se conocía con el nombre de Alba Regia, es una de las ciudades más antiguas de Hungría.
Városház ter (Székesfehérvár)
»» Un poco de historia de Székesfehérvár
Hacia el año 897, Árpád creó un asentamiento permanente, y con él la primera población húngara, en la llanura de Székesfehérvár. Géza, su biznieto, construyó un castillo en 972, y san Esteban, hijo de Géza, erigió una basílica. Durante la Edad Media (conocida entonces como Alba Regia), la ciudad era una residencia real y, por tanto, una de las más importantes de Hungría. La ciudad amurallada que creció en torno al castillo y la basílica fue sede de la Dieta húngara durante 400 años, hasta que los turcos ocuparon la ciudad y sus habitantes huyeron en 1543. La basílica fue saqueada y utilizada como polvorín. Finalmente, un rayo hizo estallar el polvorín y la basílica y todas las tumbas de los reyes quedaron destruidas, permaneciendo en el olvido durante varios siglos. Hoy en día tan sólo pueden contemplarse las ruinas, pero al observar este lugar se puede imaginar el peso tan grande que tuvo en la historia de este país. La ocupación otomana de la ciudad supuso la destrucción, además de la catedral, de su castillo y palacios. Los ocupantes pasaron a denominarla 'Belgrade' (ciudad blanca). Las coronaciones reales húngaras tuvieron que realizarse en la nueva capital Pozsony (actual Bratislava).
Liszt Ferenc utca (Székesfehérvár)
Tras la reconquista de las tierras a cargo de los Habsburgo y la salida turca (1688), la ciudad reinició la construcción de iglesias, monasterios y palacios, y se asentó una importante cantidad de población germana. En la década de 1720 se iniciaron obras importantes: primero construyeron iglesias los franciscanos, y después los carmelitas, y bajo el reinado de Maria Theresa se construyeron residencias urbanas de estilo barroco (rococó) y del denominado estilo copf, lo que aportó una nueva atmósfera a la ciudad. El aspecto que caracteriza a la apariencia del centro urbano actual se conformó a lo largo de cien años, desde 1740 hasta 1840, entre los que destacó la construcción del palacio pontificio en 1780.
Székesfehérvár floreció en los siglos XIX y principios del XX. Durante la fase final de la Segunda Guerra Mundial, en sus alrededores tuvo lugar una contraofensiva alemana en marzo de 1945, antes de que los ejércitos alemanes fueran finalmente expulsados del país al mes siguiente. Con la caída del régimen comunista la obsoleta industria entró en crisis, aunque se ha recuperado gracias a su tradición en este campo y la llegada de nuevas industrias.
Városház (Székesfehérvár)
»» Edificios y espacios de interés: 
» Városház tér (Plaza del Ayuntamiento): La bella plaza principal de Székesfehérvár está rodeada de hermosos e impresionantes edificios, monumentos y esculturas. En el lado sur está el Városház, el Ayuntamiento, barroco (1712), donde se distinguen dos bloques arquitectónicos bien diferenciados. La entrada principal, obra de Tamás Walch (1717-1718), cuenta con dos columnas corintias rematadas por arcos y las esculturas alegóricas de Justitia (Justicia) y Prudentia (Sabiduría), y arcos ondulantes; en el balcón de piedra se encuentra el escudo de armas de la ciudad. La zona más moderna es de 1935-1938, un añadido del arquitecto Iván Kotsis. En sus orígenes fue el palacio de la familia Zichy.
Püspöki palota (Székesfehérvár)
En el otro lado está el Püspöki palota (Palacio del Obispo), palacio barroco obra de Jakob Riedler, erigido en 1801 con fragmentos de las ruinas de la basílica Real. En su interior se guarda una importante biblioteca con alrededor de 40.000 volúmenes que incluye códices medievales e incunables. En el centro de la plaza se descubre Országalma, una fuente de mármol rojo de 1941-1943, con una corona real sostenida por tres leones símbolo de las libertades de la ciudad y en cuya inscripción en latín se cita 'Fehérvár, ciudad libre, por gracia del rey san Esteban' (1688).
Török falikút (Fuente turca) es una fuente que se colocó en la pared entre la antigua iglesia y el monasterio franciscano. Es una creación de Ferenc Medgyessy (1938) para conmemorar el 250 aniversario de la salida turca de la ciudad. El relieve representa las luchas turco-húngaros. Actualmente en este espacio está la Szent Imre-templom (número 4), iglesia barroca de 1720-1743 diseñada por Franz Kotz  y Paul Hatzinger. Tizes huszárok emlékműve (Monumento a los diez húsares) representa una figura desnuda con una espada a lomos de un caballo: la 'fuerza y el valor húngaro' como símbolo de la memoria de los héroes de la Primera Guerra Mundial.
Középkori Romkert (Székesfehérvár)
» Jardín de Ruinas medievales (Középkori Romkert) (Koronázó tér) [Web oficial]: En pleno casco antiguo de la ciudad, las excavaciones han revelado que la mayoría pertenecieron a la antigua basílica Real. El perímetro de las ruinas refleja el vasto tamaño de la misma y de la capilla funeraria que antaño ocuparon este emplazamiento. Hasta la invasión turca, los reyes húngaros eran coronados dentro de estas paredes, entre ellos el propio fundador István y su hijo hijo Imre. Los restos de catorce de esos reyes, príncipes, varios miembros de la familia real y dignatarios reales descansaban entre sus paredes. Desde el exterior son visibles el mausoleo de san Esteban con un sarcófago ricamente tallado, y el mural del pintor húngaro Vilmos Aba-Novák (1894-1941) sobre la historia de la Sagrada Diestra y de la Sacra Corona.
Hiemer-ház y Szent Imre-templom (Székesfehérvár)
» Hiemer-ház (Oskola utca, 2-4) [Web oficial]: El edificio de Hiemer-Font-Caraffa, que en uno de sus lados da a Városház tér, es un conjunto de tres edificios medievales y de destacado valor arquitectónico. En 1727 era propiedad de Michael Hiemer, juez de la ciudad, y más tarde se convirtió en la parroquia del centro urbano durante décadas. Fue reconstruida en el año 2011. Destacan los frescos barrocos y estucos interiores y la decoración de la fachadas exteriores. Aquí está instalada la Oficina de Información Turística y la colección Hetedhét Játékmúzeum (Museo del Juguete) [Web oficial], anteriormente ubicado en Megyeház utca, 17. Se muestra la historia del juego europeo de los últimos doscientos años, una selección de los interiores y la colección de muñecas, en su mayoría del siglo XVIII, casas de muñecas, soldados de plomo, castillos y otros juguetes que reunió Eva Moskovsky, bibliotecaria retirada del Museo Nacional Húngaro. Cuenta, además, con las colecciones del artista gráfico László Réber.
Cisztercita templom (Székesfehérvár)
» Colección Deák (Városi Képtar Deák-Gyüjtemény) (Oskola utca, 10) [Web oficial]: La colección de Dénes Deák (1931-1993) recorre la historia del arte moderno húngaro con los artistas de principios del siglo XX Rippl-Rónay y Gulácsy, los modernistas de la escuela europea Amre Ámos y Margit Anna y el artista abstracto Tihamér Gyamarthy. La escultura y el arte gráfico también están representados.
» Iglesia y monasterio cisterciense (Cisztercita templom és rendház) (Fő utca, 6): Dedicada a san Juan Nepomuceno, la iglesia fue construida por los jesuitas entre 1745 y 1751. Desde 1814 pertenece a la orden cisterciense y en 1948 se convirtió en parroquia. Hermosa puerta barroca de piedra. y sacristía en estilo rococó. El fresco barroco del siglo XVIII que decora el altar fue pintado por artistas locales bajo la supervisión del pintor alemán Caspar Franz Sambach. También son notables el mobiliario de la sacristía del templo cisterciense, sin precedentes en Europa Central. Es de destacar la visión celestial brillante en ámbar y la finura en la obra de Franz Anton Maulbertsch en el techo del seminario.
Szent István Király Múzeum (Székesfehérvár)
» Museo Szent István Király (Szent István Király Múzeum) (Fő utca, 6) [Web oficial]: El convento de frailes de la iglesia cisterciense acoge una colección de objetos de la región de Fejér. Las piezas más antiguas se remontan al Neolítico, y también hay una importante colección de antigüedades romanas y varios fragmentos del sarcófago de san Esteban, la mayor parte expuesto en el Jardín de Ruinas medievales. El convento, de la misma época que la iglesia, se completó en 1751 y ha albergado comunidades de monjes jesuitas, franciscanos y cistercienses, tras la disolución de la orden paulina. El museo ofrece exposiciones temporales en el salón de Ceremonias, en Országzaszló tér, actual sede central del museo y otros museos asociados.
Fekete Sas Patikamúzeum (Székesfehérvár)
» Fekete Sas Patikamúzeum (Botica Museo El Águila Negra) (Fő utca, 5): La botica de la ciudad se trasladó a esta elegante casa barroca de dos plantas en 1774, donde permaneció abierta y en funcionamiento hasta 1971, cuando fue adquirida por el Estado, que la reformó y reabrió convertida en museo dos años después. Cuenta con una colección de frascos de medicamentos e instrumental médico e instrumental médico antiguos, pero son más interesantes los coloridos frescos del techo abovedado y la fabulosa y compleja ebanistería de 1758. El mostrador en forma de herradura de estilo imperio es del siglo XIX. Entrada de mármol rojo.
» Monumento a Matías Corvino (Mátyás király emlékmű) (Esquina de Fő utca con Ady Endre utca): Creado en el 500 aniversario de la muerte del rey Matías (en 1990), es una obra del escultor Miklós Melocco y trabajos adicionales de Csaba Masznyik, János Krähling y Attila Kisfaludy. La composición barroca trata de recrear una atmósfera gótica-renacentista. En 1993 se le añadió la figura de un cuervo que sostiene un anillo. La escultura muestra figuras alegóricas de las siete artes liberales; la pared adyacente tiene decoración ornamental renacentista y la inscripción en memoria del rey Matías.
Szent István Székesegyház (Székesfehérvár)
» Catedral de San Esteban (Szent István Székesegyház) (Arany Janós utca, 9) (Actualmente en obras de restauración exterior): Béla IV fundó esta iglesia, restaurada en estilo barroco entre 1758 y 1768 según proyecto de Michael y Martin Grabner, donde antaño se celebraba parte de la ceremonia de coronación de los reyes húngaros de la casa Árpád. En 1777 se convirtió en catedral e incorporó las torres gemelas. En 1775 acabó la construcción del altar proyectado por Franz Hillebrant. En la cripta de la iglesia se encontraba el sepulcro del rey Béla III y de la reina Inés de Châtillon. Sobre la puerta de entrada descansan las estatuas de István, László e Imre. El escudo de armas de la ciudad está tallado sobre la portada principal. Enfrente se pueden ver también los restos de la iglesia construida bajo el principado de Géza.
Szent Anna kápolna (Székesfehérvár)
La cercana Capilla de Santa Ana (Szent Anna kápolna), que data del siglo XV, es la única estructura medieval de Székesfehérvár que sobrevivió a la ocupación turca. La fachada frontal de la capilla gótica original fue derribada en el siglo XIX y reemplazada por una ventana ojival con rosetón hasta formar la estructura octogonal actual. En su interior se pueden admirar los frescos del siglo XVI y el altar barroco erigido por el obispo László Nádasdy. El retablo representa a santa Ana. Frente a la capilla está la estatua de Domonkos Kálmáncsehi, destacado erudito humanista del Renacimiento y diplomático del XV; preboste de la ciudad entre 1474-1495, fue el guardián de la catedral. La estatua es obra de Béla Ohmann.
Órajáték (Székesfehérvár)
» Reloj en Kossuth utca 9 (Órajáték): El bonito reloj que hay en la pequeña plaza peatonal que se abre tras el número 9 de la calle Kossuth utca hace sonar su carillón desde las 10 de la mañana y cada dos horas aparecen al compás de una música maravillosa las conocidas y simbólicas figuras de la historia de Hungría. El reloj es una creación del relojero Jenő Kovács, la artista Mária Ecsedi, el ceramista Péter Korompai y el herrero Tibor Diós. El reloj es la pieza central de una casa de estilo secesión que ha sido engullida por los anodinos edificios de alrededor. La casa albergó en su día una galería de arte, hoy cerrada.
» Casa Budenz y Colección Ybl (Budenz-ház, Ybl-Gyüjtemény) (Arany Janós utca, 12): A su muerte, en 1965, Ervin Ybl, descendiente del arquitecto Miklos Ybl, legó a la ciudad su colección de muebles del siglo XVIII, retratos de familia y arte sacro. La casa Budenz toma su nombre de József Budenz (1832-1892), de origen alemán y pionero en el campo de la lingüística. Vivió en esta casa entre 1858 y 1860.
Karmelita templom (Székesfehérvár)
» Iglesia Carmelita (Karmelita templom) (Petőfi utca): La iglesia, que no se completó hasta 1769, fue diseñada por un arquitecto anónimo. Las carmelitas, a falta de un santuario donde celebrar sus servicios religiosos, empezaron a hacerlo en la iglesia inacabada (aunque sí consagrada) en 1732, un año después de comenzar las obras y cuando el edificio era poco más que un esqueleto. El exterior es barroco, con una única y modesta torre, pero es en el interior donde reside su grandeza, con frescos en el techo, la mayoría obra de Franz Anton Maulbertsch, artista vienés que participó en la decoración de varias iglesias iglesias en la zona del lago Balatón. Maulbertsch también pintó el altar (1768), con escenas de la vida de la 'Virgen María', y el crucifijo del oratorio. Los frescos del techo sufrieron daños durante un terremoto de escasa intensidad en 1800, y de nuevo durante las guerras napoleónicas, cuando la iglesia hizo las veces de hospital. Los frescos fueron restaurados en la década de 1950. En el exterior, adosada al muro sur, se halla la estatua de Luis I el Grande, obra del escultor húngaro Ödön Moiret. En la lindante Szent István tér se alza la estatua ecuestre de san Esteban,
Múzeum Látogató Központ (Székesfehérvár)
» Nueva Galería Húngara (Múzeum Látogató Központ) (Megyeház utca, 17): Alojado en el antiguo despacho del gobernador, el edificio dependiente del Museo San István Kiraly se ha transformado en un centro cultural para artistas jóvenes y donde se exponen colecciones de arte contemporáneo, eventos literarios, obras de teatro y conciertos.
» Baños Árpád (Árpád fürdő) (Kossuth utca, 12) [Web oficial]: La atmósfera histórica y exclusiva del modernista balneario Árpád, construido en el año 1905 en el lugar donde manaba la fuente del mismo nombre, es una verdadera curiosidad de la ciudad de Székesfehérvár. Con forma de U, se unieron dos edificios de estilo art nouveau flanqueadas por una cúpula. Fueron modernizados en la década de 1920 y reconstruidos en 2008.
Püspök-kút (Székesfehérvár)
» Fuente del Obispo (Püspök-kút) (Piac tér): Jenő Bory creó esta estatua en 1928 para el milenio de la ciudad; la ubicación actual en esta plaza de mercado es de 1972. La composición muestra a un soldado de la dinastía Árpád en lo alto de la columna y a cuatro obispos: el martirio de san Adalberto, san Koronával (arzobispo de Kalocsa), san Gellert y san Imre. Estas figuras en bronce están completadas con figuras de águila, toro, león y un querubín tallado en piedra arenisca. Detrás de la estatua se pueden ver los restos de la muralla de la ciudad. En la cercana Liszt Ferenc utca se colocó en 2001 la estatua de Kati néni (Tía Kati), en bronce, obra de Balázs Kocsis. Representa a una anciana vendiendo mercancías en un carro en el sitio del antiguo mercado Iulia.
Palotavárosi Skanzen (Székesfehérvár)
» Museo Etnográfico al aire libre (Palotavárosi Skanzen) (Rác utca, 11) [Web oficial]: A diferencia de otras aldeas museo del país, a menudo emplazadas fuera de la población, éste queda muy cerca del centro de la ciudad. Las calles empedradas (que durante siglos fueron el barrio Rácváros o serbio de la ciudad) transportan al visitante a un mundo ya extinto. Este pequeño museo narra la historia del barrio y de la comunidad serbia de Székesfehérvár, de sus comerciantes y artesanos, con secciones dedicadas a los gremios de los zapateros, los trabajadores del cuero y los peleteros. En la misma calle se eleva el Ráctemplom, la iglesia serbia de nave única, un edificio barroco del siglo XVIII con iconos completamente restaurados. Muchos habían permanecido ocultos bajo una capa de polvo durante casi un siglo.
Bory Vár (Székesfehérvár)
» Castillo de Bory (Bory Vár) (Máriavölgy út, 54) [Web oficial]: El monumento más visitado de Székesfehérvár es el precioso castillo de Bory, construido entre 1923 y 1964 por el escultor Jenő Bory (1879-1959) y situado a las afueras de la ciudad, en la denominada Antigua Colina. A lo largo de casi toda su vida, fue añadiendo anejos, cada uno más alegre y atrevido, hasta que en el momento de su muerte el castillo se había transformado en una auténtica fantasía, parte foro romano, parte castillo gótico, con toques de todos los estilos arquitectónicos. En algunas estancias esculturas de Bory y pinturas de su esposa Ilona Komócsin, a quien el castillo debe parte de su ornamentación exterior.
Budenz-ház e Ybl-Gyüjtemény (Székesfehérvár)
»» Museos públicos de Székesfehérvár: Actualmente la oferta museística pública de la ciudad está organizada en torno a la institución Szent István Király Múzeum [Web oficial], cuyo centro logístico está ahora en Országzászló tér 3. De él dependen varios museos repartidos en varios edificios de Székesfehérvár como el museo principal (Fő utca, 6), Fekete Sas Patikamúzeum (Fő utca, 5), Múzeum Látogató Központ (Megyeház utca, 17), Csok István Képtar (Bartók Béla tér, 1), Középkori Romkert (Koronázó tér), Budenz-ház e Ybl-Gyüjtemény (Arany Janós utca, 12), Palotavárosi Skanzen (Rác utca, 11), Schaár Erzsébet Gyűjtemény (Jókai utca, 11) y las ruinas de Gorsium-Tác, a las afueras, en Szabadtéri Park.
»» Oficina de Información Turística: » Városház tér, 1
»» Bibliografía: » Hungría (El País Aguilar) » Folletos turísticos de Székesfehérvár
»» Enlaces: » Székesfehérvár (Web oficial) » Turizmus Székesfehérvár » Székesfehérvár UtíSúgo » Székesfehérvár Travel Guide » Székesfehérvár (Budapest.com) » Go To Hungary (Español)

No hay comentarios: