19 mayo 2016

Ferrara (Italia): El centro histórico

Ferrara (Italia)
Ferrara (Italia), ciudad de la baja llanura de Emilia-Romagna que surge en torno a un vado del río Po, es un maravilloso testimonio del arte y la arquitectura medieval y renacentista. Esta magnífica ciudad ha conservado intacto a lo largo de los siglos el enorme prestigio adquirido durante la época de los Este. De hecho, a la familia Este se debe el ambicioso proyecto urbanístico (definido como Addizione Erculea) que transformó Ferrara de ciudad medieval en auténtica ciudad renacentista. La gran aportación cultural de los Este se inició en el 1391 con la fundación de la Universidad y creció hasta el punto de llevar a la corte Estense a los más altos niveles europeos.
Desde la Edad Media hasta la actualidad, la zona alrededor de la catedral siempre ha sido el centro de la vida ciudadana en Ferrara. El centro histórico representa, de hecho, uno de los ejemplos mejor conservados de ciudad medieval, con numerosos monumentos, iglesias, claustros, amplios espacios verdes, calles históricas y palacios comenzando por el castillo Estense, construido por decisión de Niccoló II de Este en el 1385 como fortaleza defensiva. Sede de los diferentes poderes que se han sucedido, área comercial y monumental de gran importancia, el centro sigue siendo el lugar de encuentro favorito de ferrareses y visitantes.
Al sur del centro se extiende la ciudad más antigua, a orillas del río y atravesada por las calles que unían el puerto con la zona de los mercados.
Loggia dei Merci  y Campanile (Ferrara)
»» Un poco de historia de Ferrara
Los orígenes de Ferrara remontan a los siglos VII-VIII después de Cristo e interesaban dos primitivos asentamientos bizantinos o sea, la primera Catedral de San Jorge, a la derecha del río Po, y el Castrum, en la orilla izquierda. Durante el período del Alto Medievo, la ciudad fue feudo de los Canossa y, más tarde, alcanzó un nivel suficiente de libertad con la instauración de la libre Municipalidad. Siguieron años de luchas entre el partido Guelfo y los Gibelinos. De la confusión del momento supieron aprovecharse los Estensi, que se apoderaron del señorío y lograron el mando de la ciudad. Con los Estensi, fue un progreso continuo de cultura y magnificencia, que llevó la corte a los máximos niveles europeos. Al lado de los nombres de los señores, como el diplomático Niccolo III, el intelectual Leonello, el magnífico Borso, Ercole I, que concibió la 'Adizzione Erculea', y Alfonso I, el soldado, brillaron aquellos de las princesas: la infeliz Parisina Malatesta, la sabia Eleonora de Aragón, la hermosísima y calumniada Lucrecia Borgia, o bien la intelectual Renata de Francia, adepta al calvinismo, o las refinadas Lucrezia, Leonora y Marfisa d’Este. El pequeño estado, terminó siendo englobado en el Estado Pontificio (1598) cuando el último duque, Alfonso II, murió sin dejar herederos. Al momento de la unión al nuevo Reino de Italia, Ferrara se convirtió en capital de provincia y empezó su proceso de reactivación económica y cultural.
Castello Estense (Ferrara)
»» Edificios y espacios de interés: 
» Castello Estense (Largo Castello, 1) [Web oficial]: El Castillo Estense de Ferrara lo mandó edificar, en 1385, Niccolò II a Bartolino da Novara, para defender la Casa de los Este de las insurrecciones populares, y fue unido al Palacio Ducal a través de un pasadizo sobrealzado cubierto, que aún existe. A partir del siglo XVI fue la nueva residencia de la corte, lo cual supuso cambios radicales en la estructura de la fortaleza, como la sustitución de las almenas con balaustradas marmóreas, la edificación de los miradores en las torres, la añadidura de un piso y, por supuesto, la edificación de amplias salas en al interior. Alcanzó,entonces, el aspecto inconfundible que sigue manteniendo hoy día. En la planta baja, se pueden visitar las antiguas cocinas, las celdas, donde fueron encerrados Ugo y Parisina, y la prisión de don Giulio de los Este.
Castello Estense (Ferrara)
Una larga rampa, antiguamente destinada a las artillerías, conduce al piso noble donde, el jardín colgante de los naranjos, acoge al visitante en esta terraza rodeada por una pequeña cerca mural. Exteriormente, las balaustradas de mármol y los miradores recuerdan el período durante en el cual, en 1500, el palacio se transformó en la nueva residencia ducal. En el piso noble, de las antiguas estancias ducales, se pueden admirar unas salas sin el mobiliario original pero enriquecidas con techos hermosos decorados con frescos que nada han perdido del originario esplendor. Los frescos fueron pintados por varios artistas, entre ellos la familia Filippi (siglo XVI). Entre las salas más importantes, hay que destacar la Capilla Ducal, la Cámara y el Salón de juegos, la sala del Gobierno y la sala de los escudos. No se puede perder la subida a la torre de los Leones: el panorama que se admira desde la balconada de la torre noreste recompensa el esfuerzo de la subida y la altura permite probar la emoción de dominar Ferrara.
Piazza Savonarola (Ferrara)
» Piazza Savonarola: En el centro se encuentra el monumento a Girolamo Savonarola, levantado en 1875 en honor al famoso reformador nacido en Ferrara en 1452. La pequeña plaza está cerrada al sur por una logia de 1.500, que forma parte del Palacio Municipal, al norte por el Castillo y al oeste por la llamada Via Coperta, un edificio con cinco arcos, destinado a unir las dos residencias ducales.
» Palazzo Arcivescovile (Corso Martiri della Libertà, 77): Edificado entre 1718 y 1720 por orden del cardenal Tommaso Ruffo, presenta una fachada larga repartida en tres arcadas, de las cuales las dos laterales revestidas por una pseudo-almohadilla plana. Las ventanas están enmarcadas en mármol y del mismo material está realizado el grandioso portal central, que presenta un balcón en la parte superior.
Palazzo Municipale (Ferrara)
» Palazzo Municipale (Piazza del Municipio, 2): El Palacio Municipal (antiguo Palacio Ducal) se edificó a partir de 1243 y fue la residencia de la familia de los Este hasta el siglo XVI, cuando la corte se trasladó al Castillo. Frente al arco de puerta de la catedral se encuentra la bóveda del Caballo; a los lados de este antiguo acceso al palacio de la Corte hay un pequeño arco y una columna, con las  estatuas del Marqués Niccolò III a caballo y del duque Borso de Este en el trono. A través de la bóveda se llega al antiguo patio ducal (hoy Piazzetta Municipale), donde se asoman las ventanas marmóreas de las habitaciones de los Este. Se aprecia también una hermosa escalinata de honor, levantada en 1481 por el arquitecto Pietro Benvenuto degli Ordini, en cuya proximidad se encuentra la antigua Capilla de corte, mandada edificar por Ercole I de Este y en la actualidad transformada en sala teatral. En el interior se pueden visitar el Gabinete de las Duquesas, un pequeño ambiente concebido tal vez para Eleonora y Lucrezia de Este, maravillosamente decorado durante la segunda mitad de 1500, y la Sala dell’Arengo, pintada al fresco entre 1934 y 1936 por Achille Funi.
Cattedrale (Ferrara)
» Cattedrale (Piazza della Cattedrale): La catedral, dedicada a San Giorgio y San Maurelio, ambos patronos de la ciudad, une la solidez del estilo románico y la exquisita elegancia del gótico. Levantada en 1135 y decorada con motivos marmóreos hacia finales del siglo XIII, la catedral de Ferrara, representa una fusión perfecta entre el estilo románico y el gótico. En la fachada destaca la portada precedida por un pórtico principal sostenido por dos columnas del siglo XII muy hermoso; en el arco del pórtico se puede apreciar la figura de San Jorge y escenas del Nuevo Testamento, obra del escultor Nicholaus (1135), uno de los principales artistas de la escultura románica en Italia; en el tímpano de la loggia se pueden admirar escenas del 'Juicio Universal', inspiradas en la iconográfica y, estilísticamente, en el arte gótico francés.
Cattedrale (Ferrara)
En el interior, las decoraciones y la estructura se remontan a los siglos XVIII-XIX, albergan importantes obras de pintores ferrareses de los siglos XVI-XVII, de Bastianino a Garofalo. Cabe destacar el fresco que cubre la bóveda del ábside, obra maestra de Bastianino, que representa el 'Juicio Universal', inspirado en el de Miguel Ángel de la Capilla Sixtina. En el lado derecho de la catedral corre una pintoresca galería porticada, decorada por pequeñas columnas de varias formas; Esta zona porticada llamada Loggia dei Merci (Logia de los Mercantes), que corresponde al siglo XV, todavía mantiene su función original y albergando en la parte inferior algunas tiendas. En la parte central de este lateral se abría la Puerta de los Meses, destruida en el siglo XVIII, cuyo nombre hace referencia a los preciosos entrepaños esculpidos con la representación de las actividades cotidianas (agrarias, ganaderas...) que se hacían durante los meses; hoy estas esculturas se pueden ver en el Museo de la Catedral. El imponente campanario renacentista, inacabado, se atribuye a Leon Battista Alberti. El ábside semicircular con decoraciones en ladrillo es obra del mayor arquitecto y urbanista de Ferrara Biagio Rossetti.
Piazza Trento e Trieste (Ferrara)
» Piazza Trento e Trieste: Antiguamente llamada 'Piazza delle Erbe', por siglos fue la sede del principal mercado ciudadano. En la actualidad es un amplio ensanche al sur de la Catedral, cuyo lado meridional, junto al campanario, ocupa uno de los lados mayores. En el lado opuesto destaca un edificio proyectado por Marcello Piacentini y levantado en 1954-1956 en lugar del Palazzo della Ragione de siglo XII, destruido por un incendio en 1945. Elementos antiguos como los arcos góticos y la Torre de los Rebeldes (que hace esquina con via S. Romano) se reconstruyeron integrándolos en un edificio del novecientos. Más adelante, después de la antigua iglesia de San Romano, se encuentra la fachada y las amplias ventanas del Teatro Nuovo, obra de Sesto y Adamo Boari, edificada entre 1923 y 1925. La plaza está cerrada al este por la fachada neoclásica del antiguo oratorio de San Crispín. Este edificio presenta una curiosidad: en los capiteles de los arcos laterales del pórtico (que se ven, por ejemplo, desde Via Mazzini) se pueden apreciar unos escudos y en el centro de ellos una suela de zapato: se trata del blasón del gremio de los zapateros, cuya sede estuvo por varios siglos en este oratorio, dedicado a su protector.
Museo della Cattedrale (Ferrara)
» Museo della Cattedrale (Via San Romano, 1) [Web oficial]: El Museo de la Catedral nace de la voluntad conjunta del Cabildo de la Catedral y del Municipio de Ferrara con la finalidad de documentar la historia del templo sagrado más importante de la espiritualidad estense. La colección se compone de obras de propiedad eclesiástica y municipal que van desde el alto medievo hasta el siglo XIX. Entre ellas destaca la serie de 24 libros corales en miniatura a partir de 1481 de Guglielmo Giraldi, Martino de Módena y Jacopo Filippo Medici; dos grandes obras maestras como las series de las fórmulas del Maestro de los Meses (1225-1230 a.C.) y la majestuosa 'Virgen de la granada' de Jacopo della Quercia (1403-1406); los grandiosos tapices con las historias de los santos Jorge y Maurelio (1551-1553) entretejidos por Johannes Karcher a partir de un diseño de Garofalo y Camillo Filippi; los monumentales paneles de órgano que representan a 'San Jorge y el dragón' y la 'Anunciación' de Cosmè Tura, entre las cumbres más altas alcanzadas por el arte italiano del siglo XV.
Ghetto, Sinagoghe e Museo Ebraico (Ferrara)
» Ghetto, Sinagoghe e Museo Ebraico (Via Mazzini, 95): El origen de la comunidad judía ferraresa es muy antiguo y la ciudad hace alarde de una tradición de convivencia entre religiones. Varios grupos de judíos, hechados de sus países fueron amigablemente acogidos por los Este: Españoles (1492), Portugueses (1498), Alemanes (1530), se asentaron en Ferrara y formaron una comunidad fuerte y organizada. El gueto fue instituido en 1627 por el gobierno pontificio que, tras la devolución de 1598, puso punto final a la política liberal anterior. La zona escogida incluía las actuales via Mazzini, Vignatagliata y Vittoria. En la Via Mazzini, en el número 95, sigue existiendo el edificio de las Sinagogas. La fachada del edificio se distingue de las otras casas circunstantes por las lápidas colocadas al lado de la entrada. Desde 1485 un rico banquero romano había donado a los judíos ferrareses una grande casa para que pudieran utilizarla como sede de sus instituciones.
Via delle Volte (Ferrara)
Entre los entornos interiores más importantes se encuentran el antiguo templo alemán, utilizado para las ceremonias más solemnes, el antiguo templo italiano y el Oratorio Fanese, utilizado para los ritos del sábado. En la histórica construcción se encuentra el Museo Judío que conserva objetos litúrgicos, mobiliario de 1700 y documentos impresos con obras del célebre Isacco Lampronti, médico y teólogo que vivió entre finales de 1600 y principios de 1700.
» Via delle Volte: Sugerente calle medieval, nos indica largo eje por el que se desarrolló Ferrara desde los siglos VII y XI. En esta calle larga y estrecha, cuyo aspecto inconfundible se ha vuelto uno de los símbolos de la ciudad, se producía gran parte de la actividad comercial de la ciudad medieval. En la actualidad sigue habiendo numerosos pasadizos sobrealzados, llamados 'bóvedas', que unían las casas de los mercaderes (en el lado sur), con sus almacenes (en el lado norte). Según otra interpretación, las 'bóvedas' servían para aprovechar espacios habitables en una zona de altísima concentración.
Chiesa di San Paolo (Ferrara)
» Chiesa di San Paolo (Piazzetta Schiatti): Suntuoso panteón de la nobleza de la ciudad, rico en obras de arte en pintura del Renacimiento tardío (siglo XVI). El actual edificio lo levantó, tras el terremoto de 1570, el arquitecto Alberto Schiatti. Durante siglos fue de los Carmelitas y a continuación fue objeto de numerosas donaciones que la transformaron en el suntuoso templo que admiramos en la actualidad. Al lado sigue existiendo el antiguo convento, con dos claustros elegantes. En el interior, se aprecian frescos y varios cuadros de los siglos XVI y XVII que hacen de esta iglesia un museo de los artistas ferrareses del Renacimiento tardío. Cabe destacar las obras de Bastianino. En el ábside se pueden admirar el hermoso fresco de 'El rapto de Elía' de Scarsellino (siglo XVI).
Museo dell’Ebraismo Italiano e della Shoah (Ferrara)
» Museo Nazionale dell’Ebraismo Italiano e della Shoah (MEIS) (Via Piangipane): El Museo Nacional del Judaísmo Italiano y de la Shoah (MEIS), confiado a la gestión de la Fundación homónima, tiene la misión de dar a conocer la historia, el pensamiento y la cultura del judaísmo en Italia. El complejo proyecto arquitectónico, todavía en vías de realización, nace de la idea de transformar el antiguo edificio de las prisiones, construido a principios del siglo XX y dedicado al aislamiento y a la clausura, en un lugar donde distintos elementos como el Tiempo, la Historia, la Tierra, el Agua y el Aire se combinan para crear una atmósfera de bienvenida y de apertura. Desarrollado en cinco volúmenes arquitectónicos, que remiten a los cinco libros de la torah, el proyecto permite la construcción del museo en fases sucesivas. Desde 2011 está ya operativa una primera parte en la cual se realizan exposiciones temporales y actividades culturales.
Chiesa di San Domenico (Ferrara)
» Chiesa di San Domenico (Via Spadari): Se edificó con su forma actual en 1726, en lugar de una iglesia más antigua, de la que quedan una capilla y el campanario, visibles en la parte derecha de la fachada. En el interior: cuadros de pintores ferrareses de los siglos XVI, XVII y XVIII. El suelo está recubierto de lápidas sepulcrales antiguas, ejemplo de una característica un tiempo común a todas las iglesias. En el ábside destaca el coro de madera del 1384.
» Chiesa di Santo Stefano (Piazzetta Saint-Etienne): Templo muy antiguo (siglo XI), ha sufrido numerosas remodelaciones. La fachada actual, restaurada en 1825, presenta una decoración elegante de ladrillo y un portal de mármol procedente de otra iglesia, destruida.En el interior, de tres naves, albergan obras interesantes de Parolini y Scarsellino (siglo XVII).
Chiesa di San Giuliano (Ferrara)
» Chiesa di San Giuliano (Piazza Repubblica): Esta pequeña iglesia se edificó en 1405, sustituyendo a un templo más antiguo, derrumbado durante las obras de edificación del castillo de los Este. Las líneas del edificio son góticas con decoraciones en el típico ladrillo ferrarés. Cabe destacar sobre todo las del portal de tres cúspides, que presenta un relieve marmóreo con San Julián que mata a sus padres.
»» Otras entradas de Ferrara en el blog: » Ferrara (Italia): La 'Adizzione Erculea' » Ferrara (Italia): El barrio renacentista » Ferrara (Italia): Los barrios del Po antiguo
»» Oficina de información turística de Ferrara (IAT): » Castello Estense
»» Bibliografía: » Italia (El País Aguilar) » Visitar Ferrara y su provincia (Comune y Provincia di Ferrara) (Ferrara Info) » Italia Norte (Anaya Touring Club) 
»» Enlaces: » Ferrara Info (español) » Comune di Ferrara » Ferrara (Italia.it) » Ferrara (Wikipedia)

No hay comentarios: