29 marzo 2013

Praga: Las afueras

Barrio de Vyšerad (Praga)
Dada la gran cantidad de lugares de interés que ofrece el casco histórico de Praga, los visitantes suelen ignorar sus alrededores. Sin embargo, merece la pena el esfuerzo para escapar de las multitudes y descubrir otra faceta de Praga. Se pueden encontrar en los barrios de la periferia algunas museos y lugares de interés, así como y barrios pintorescos o históricos, a los que se puede acceder en metro, tranvía, autobús o incluso a pie.
Entre lo más destacado destacan los museos del Lapidarium y su colección de estatuas, entre las que se encuentran las originales del Puente Carlos; el Palacio Ferial, con su estupenda colección de arte moderno y contemporáneo; y el Museo de Mozart, instalado en la casa en la cual el músico vivió y terminó de componer la famosa ópera Don Giovanni. Otros puntos de interés son el antiguo monasterio Zbraslav, hoy sede de una magnífica exposición de arte y objetos asiáticos; el monasterio Břenov, cofundado por san Adalberto; el histórico barrio de Vyšehrad, el rocoso asentamiento de los príncipes Přemyslid; Vinohrady, una elegante zona residencial que tomó su nombre de los antiguos viñedos que poblaban la zona hace siglos y donde se encuentra la Torre Žižkov, una particular torre de televisión desde cuyo mirador se puede ver toda la ciudad; Bilá Hora (Montaña Blanca), que los checos siempre relacionarán con el desastre nacional; y el palacio de Troja, una espléndida villa con un jardín francés.
Iglesia de San Pedro y San Pablo en Vyšehrad (Praga)
»» Edificios y espacios de interés:
»» Vyšehrad: Es una de las ciudades originarias de Praga. Según cuenta la leyenda, Vyšehrad era el asentamiento originario de la familia Přemyslid; el lugar donde la princesa Libuše, madre mítica de Praga, predijo la futura gloria de la ciudad. Los restos encontrados demuestran que en este promontorio boscoso sobre el río Moldava (Vltava), al sur de Nové Město, existía un asentamiento fortificado ya en el siglo X. Vyšehrad ('Castillo en las Alturas') se convirtió posteriormente en residencia real, aunque no tardó en perder este estatus privilegiado en favor del castillo de Praga, en la orilla opuesta del río. Conocedor del valor simbólico de Vyšehrad, Carlos IV decidió que las ceremonias de coronación de los reyes de Bohemia empezaran aquí y para ello reconstruyó el lugar y lo unió a las murallas de la nueva ciudad.
Rotonda de San Martín en Vyšehrad (Praga)
La fortaleza cuenta con dos puertas de acceso en la zona sur: la puerta Tábor (Taborska Brana, siglo XVII) y la puerta Leopold (algo posterior). La construcción más antigua de la colina es la rotonda de San Martín, del siglo XI; se trata del edificio románico completo más antiguo de la ciudad, aunque ha sido muy restaurado. El parque inferior acoge esculturas de héroes checos legendarios, como Libuše y su esposo, el labrador Přemysl (del que tomaron su nombre los reyes de Bohemia). La principal construcción es la vasta iglesia neogótica de San Pedro y San Pablo (sv. Petra a Pavla) con su estructura ennegrecida que se eleva imponente sobre la colina mirando hacia el río; debido a un incendio, fue reconstruida a finales del siglo XIX en estilo neogótico. En las cercanías se encuentra el cementerio de Vyšehrad, concebido por el movimiento de resurgimiento nacional y fundado en 1869 como lugar de enterramiento para las principales figuras de la vida cultural checa. En él descansan los compositores Antonín Dvořak y Bedřich Smetana, el poeta Jan Neruda y los artistas Alfons Mucha y Mikolaš Aleš. Las casamatas del año1742, pasillos estrechos, de mampostería, de dos metros de altura en el subsuelo con tronera realizadas a comienzos del XIX por las tropas napoleónicas. Durante la era comunista fueron utilizadas como almacenes y en la actualidad albergan una exposición sobre las fortalezas de Praga, además de cobijar seis estatuas originales del puente de Carlos.
Villa Bertramka en Smíchov (Praga)
»» Smíchov: Este barrio del siglo XVIII es una muestra de la herencia aristocrática y lugar de retiro veraniego, aunque desde el siglo XIX también fue un enclave de la clase industrial trabajadora. Destaca por su Museo Mozart y por la fábrica de cerveza Staropramen, que se encuentra en el número 84 de Nádražni. Al barrio se llega desde la estación de metro de Anděl, construida como máxima representación de la era comunista (también conocida como Moskevská -Moscú-) y donde aún se conservan ocho relieves de bronce de aquella época. Su significado, 'ángel',  se debe a que Jean Nouvel, su arquitecto, representó a un ángel del siglo XXI en la fachada, rodeado de citas en color rojo extraídas de la literatura checa, incluidas algunas de Kafka. En la zona también se encuentra la Sinagoga Smíchovska, fundada en 1864, retocada con trazo modernistas en 1931 por Leopolda Ehrmanna y renovada en 2004.
Villa Bertramka (Mozartova, 169) [Web oficial] es una granja del siglo XVII que fue transformada en una cómoda villa con jardines. Mozart y su esposa Constanza se alojaron en ella como huéspedes del compositor František Dušek y su mujer Josefina Duškova en 1787 cuando Mozart, que vivió en Praga entre 1787 y 1791, estaba trabajando en 'Don Giovanni'. El edificio, que fue destruido por un incendio en 1873 y reconstruido en 1941, incluye un Museo de Mozart. Hay siete salas de exposiciones que recuerdan los breves pero significativos momentos en la historia del edificio. Lo más destacado de la colección es el pianoforte en el que Mozart tocó en 1787; hecho en 1785 en Viena por Ignatz Kober, es uno de los últimos tres de su tipo en el mundo; un clavicémbalo fabricado en 1772 y el único ejemplar que se ha conservado de Johann Heinrich Gräbner, de Dresde. También se puede ver manuscritos, correspondencia personal, grabados y dibujos contemporáneos y otros instrumentos musicales valiosos.
Estatua de Jan Žižka y Memorial Nacional (Praga)
»» Vinohrady y Žižkov: Dos barrios del siglo XIX al este de Nové Město que merecen ser visitado y durante largo tiempo ciudades independientes y colindantes de Praga. La burguesa Vinohrady convive con la obrera Žižkov, habitada entonces por las clases populares y actualmente conquistada por artistas bohemios y estudiantes. La construcción del barrio de Vinohrady comienza hacia mediados del siglo XIX sobre viñedos plantados desde el siglo XIV bajo Carlos IV, de los cuales heredará su nombre. Algunos nombres de las calles recuerdan el mundo rural que ellas desplazaron. La clase media y la burguesía se instalan en inmuebles con fachadas decoradas al estilo de palacios urbanos inmuebles con fachadas decoradas al estilo de palacios urbanos de estilo historicista y ecléctico o en grandes villas rodeadas por jardines.
Žižkov es un poco más reciente, debido a su terreno accidentado y de peor construcción, lo que le da un aspecto más pintoresco. Este barrio fue el escenario de una histórica batalla en 1420, en la que el pequeño ejército de husitas derrotó a varios miles de cruzados. En 1877 la zona que rodea Vítkov recibió el nombre de Žižkov en honor al líder de los husitas Jan Žižka.
Náměstí Míru Vinohrady (Praga)
En estas dos zonas destacan el Parque Rieger (Riegrovy sady), un lugar de encuentro muy apreciado y que ofrece unas vistas magníficas del centro histórico y el castillo de Praga; la plaza central de Vinohrady, Náměstí Míru ('Plaza de la Paz') donde se encuentran la iglesia neogótica de Santa Ludmila (construida por el arquitecto de la catedral Josef Mocker), el teatro neobarroco Na Vinohradech y la Casa Nacional; la Plaza Jiřiho z Poděbrad dominada por la iglesia del Sagrado Corazón de Nuestro Señor, una obra de entreguerras de Josip Plečnik; la colina de Vitkov, donde se encuentra la inmensa estatua del guerrero husita Jan Žižka (1950) y el Memorial Nacional (1927-1932), construido como símbolo de la lucha checa por la independencia y utilizado posteriormente como mausoleo para los primeros líderes comunistas; el cementerio de Olšany, donde están enterrados numerosas personalidades checas (entre ellas el estudiante Jan Palach inmolado como signo de protesta durante la invasión de los tanques rusos en 1968); el nuevo cementerio judío, donde se encuentra la tumba del escritor Franz Kafka (parcela 21); y la torre de televisión de Žižkov, de 1970, decorada con enormes bebés trepadores del artista David Černy y que ofrece una magnífica vista panorámica de la ciudad.
Palacio de la Feria de Muestras (Praga)
»» Letná y Holešovice: Holešovice está situada al norte de Staré Město, en un espacio bien delimitado en los meandros de la Moldava y enmarcada por los dos parques de Stromovka y Letná. Se originó a partir de una aldea campesina hasta que, en 1884, se incorporó a Praga como suburbio industrial. Hoy es un punto de visita obligada en virtud de su Museo de Arte y su belleza arquitectonica. Letná no existe oficialmente como barrio, está incorporado administrativamente a Holešovice.
En la principal plaza del distrito de Holešovice, Strossmayerovo naměsti, se encuentra la Iglesia de San Antonio (Sv. Antonína) con dos torres construidas en 1908-1914 que tienen su origen en las de la iglesia de Týn de la Staré Město y en cuyo interior hay un importante altar rodeado de un friso y una bóveda neogótica con elegantes columnas lisas. Destacan también los dos parques de Letná y Stromovka, lugares de paseo muy cerca del centro histórico y, sobre todo, Veletržní Palác ('Palacio de la Feria de Muestras') [Web oficial], que alberga ricas colecciones modernas y contemporáneas de la Galería Nacional. Uno de los primeros edificios funcionalistas a gran escala de Europa, fue diseñado por Oldřich Tyl y Josef Fuchs para albergar exposiciones que mostraran el potencial industrial checo y se construyó entre 1925 y 1929, función que tuvo hasta 1951. En 1974 fue gravemente dañado por un incendio y reconstruido en 1995 hasta convertirse en museo con arte de los siglos XIX, XX y XXI (obras de Munch, Klimt, Schiele, Beuys, Cragg, Sherman, Picasso, Miró y artistas modernos checos). También se hallan obras de los artistas como Delacroix, Carpeaux, Rodin, Courbet, Monet, Pissarro, Gauguin, Cézanne, Derain, Dufy o  Bourdelle.
Otros museos dignos de interés son la interesante colección del Lapidarium (colecciones de esculturas que van del siglo XI al siglo XIX) instalado en el pabellón derecho del Parque de las Exposiciones (Vyštaviště) y el Museo Nacional de la Técnica.
Palacio de Troja (Praga)
»» Palacio de Troja (Trojský Zámek) (U Trojského zámku, 1) [Web oficial]: El palacio de Troja es una de las más importantes obras barrocas de la República Checa. Se encuentra en las cercanías del parque Stromovka, junto al Moldava. Este palacio de verano fue construido en diversas etapas entre 1679 y 1695 por Jean-Baptiste Mathey (1629-1695) para el conde Václav Vojtěch von Sternberg (1640-1708), miembro de la aristocracia bohemia. Se inspiró para ello en las villas clásicas italianas, mientras que los jardines son de estilo formal francés. Mathey colocó el edificio en el centro y al cual fueron anexadas las alas laterales. La sala de gala está ubicada en el eje central del complejo, además de estar conectada directamente al jardín, subrayando las funciones centrales de lugar festivo y de reposo.
Palacio de Troja (Praga)
La fachada sur, la que da al jardín, tiene una escalera ovalada (1685-1703) decorada con una escultura que representa la batalla entre los dioses del Olimpo y los Titanes y que forma parte de un grupo escultórico de los sajones Johann Georg Heerman y su sobrino Paul Heermann (1673-1732). En el interior destacan los frescos del Gran Salón, de motivos clásicos, que relatan la vida del primer emperador Habsburgo, Rodolfo I, y las victorias de Leopoldo I frente al imperio otomano realizados por Abraham Godyn (1663-1878); también sobresalen las salas chinas que lucen murales del siglo XVIII y piezas de cerámica orientales. Las pinturas de la capilla y de las escenas mitológicas en las habitaciones fueron realizadas por el pintor italiano Francesco Marchetti (1641-1698) y por su hijo Giovanni Francesco (1668-1694).
El castillo alberga una buena colección de pintura checa del siglo XIX, pertenecientes a la colección de la Galería Nacional, y cuyas obras más importantes son los paisajes expuestos en las primeras salas y autores como Ludvík Kohl, Josesf Manés, František Tkadlík, Julius Mařák, Adolf Kosárek, Václav Brožík o Bedřich Havránek.
Monasterio Břenov (Praga)
»» Monasterio Břevnov (Břevnovský klášter) (Markétská 28, Břevnov) [Web oficial]: Břevnov es una de las zonas habitadas más antiguas de Praga. El príncipe Boleslav II y el obispo Adalberto (Vojtěch), fundaron una abadía benedictina en el año 993, se trataba del primer monasterio de Bohemia. Su creación impulsó el nacimiento de una floreciente comunidad a su alrededor. Un antiguo pozo conocido como Vojtěška señala el lugar donde se supone que el príncipe y el obispo de Praga decidieron levantar el monasterio.
La puerta de acceso, el patio y la mayoría de los actuales edificios monásticos se deben a los imponentes arquitectos barrocos Christoph y Killian Ignaz Dientzenhofer. La iglesia de Santa Margarita (sv. Markéty) es obra del primero; se trata básicamente de una reestructuración del templo original del siglo X, basada en una planta de óvalos superpuestos muy ingeniosa. Los retablos son obra del destacado pintor checo del barroco Petr Brandt. También resulta muy interesante la sala de reuniones de la abadía, o el salón Teresiano, cuyo techo pintado data de 1727. El monasterio Břevnov fue clausurado bajo el régimen comunista, pero reanudó sus actividades en 1990.
Pabellón de Caza cercano a Bilá Hora (Praga)
»» Montaña Blanca y Pabellón de Caza (Bilá Hora-Letohrádek Hvězda): La Batalla de la Montaña Blanca, que tuvo lugar el 8 de noviembre de 1620, produjo un impacto muy diferente en cada una de las dos principales comunidades que residían en Praga. Para los protestantes, fue un desastre que condujo a 300 años de dominación de los Habsburgo; para los seguidores católicos de esta dinastía constituyó un triunfo, por lo que después de la batalla construyeron una capilla conmemorativa en la colina. A comienzos del siglo XVIII fue convertida en la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria, y decorada por los más importantes artistas barrocos.
Durante el siglo XVI, el área boscosa existente alrededor del lugar de la batalla se utilizaron como coto de caza real. El Pabellón de Caza Estrella (Letohrádek Hvězda), construido en 1556 por orden de Fernando I y su hijo Fernando del Tirol, se ha conservado hasta hoy. Es un curioso edificio con forma de estrella de seis puntas, cuya planificación interior resulta igual de original: alrededor de un cuarto central dodecagonal se disponen varias salas ovales, estando todo el conjunto decorado con estucos que representan escenas de la antigüedad. Fue restaurado en 1959 y convertido en un interesante museo de literatura especialmente dedicado al escritor de novelas históricas Alois Jirásek (1851-1930) y el pintor Mikolás Aleš (1852-1913), dos figuras del Despertar Nacional Checo. Su colección fue creada con las obras del Monasterio de Strahov y se pueden encontrar variedad de objetos pertenecientes a las bellas artes que tienen relación con la literatura o fueron inspiradas por obras literarias. Algunas de sus exposiciones están relacionadas con la batalla de la Montaña Blanca y la cultura checa.
Castillo de Zbraslav (República Checa)
»» Castillo de Zbraslav (Zámek Zbraslav) (Bartoňova 2, Zbraslav) [Web oficial]: En el lugar donde coinciden los ríos Vltava y Berounka, aproximadamente a 12 kilómetros al sur del centro de Praga, encontramos este castillo que alberga la colección de Arte Asiático de la Galería Nacional desde el año 1939. Su historia comienza en el año 1292 cuando el rey Wenceslas II fundó en este sitio un monasterio cisterciense que sirviera de panteón de los reyes de Bohemia. Los únicos reyes que recibieron sepultura en el lugar fue el propio Wenceslas II, en 1305, y Wenceslas IV. En 1499 el rey Ladislao II concedió al monasterio licencia para fabricar papel, lo que dio lugar a la primera fábrica de papel de Bohemia.
El monasterio quedó destruido durante las guerras husitas y se reconstruyó entre 1709 y 1732 (por el arquitecto Giovanni Santini Aichel en estilo barroco que no pudo completar la obra, terminada en 1732 por Frantisek Maxmilian Kanka), pero fue clausurado en 1785 para convertirse en una fábrica de azúcar. La reconstrucción de principios de 1900 transformó a Zbraslav en un castillo propiedad del príncipe Fridrich Öttingen-Wallerstein quien lo convirtió en su residencia oficial y cedido a la Galería Nacional en 1939.
En la actualidad pertenece a la familia Bartons de Dobenin, que viven en una parte del castillo. La otra parte está destinada a una exhibición permanente de arte asiático que se dividen en la colección de Rainer Kreissl; pinturas y dibujos de paisajes, aves y flores del siglo XIX. En el segundo piso encontrará exposiciones de arte de India, sureste de Asia, el Tibet y arte islámico.
» Bibliografía: » República Checa y Eslovaquia (Guías Visuales El País Aguilar) » Praga Fin de Semana (National Geographic) » Praga (Lonely Planet Magazine nº 25) 
» Enlaces» Praga (Turismo República Checa) » Paseo virtual por Praga Viajando por Praga » Praga (Mundo City) » Guía de Praga (Avant Garde Prague) » Disfruta Praga » Praha » Praga (Wikipedia) » Guía de Praga 
» Otras entradas de Praga en el blog: » Malá Strana » Stare Mesto » Hradcany » Josefov » Nové Město 

No hay comentarios: